Inicio Opinion En Mercedes, ¿estará todo bien?

En Mercedes, ¿estará todo bien?

Por Daniel Ríos.

Hace unos días, no recuerdo cuando exactamente, recibí una llamada telefónica desde el Consejo Escolar de Mercedes, una voz femenina que no se identificó, solicitando mis servicios como gasista matriculado para efectuar trabajos de mantenimiento de las instalaciones internas de gas de las escuelas locales. Ofrecimiento que desestimé por falta de tiempo.

Ya se había producido el lamentable suceso de la escuela primaria Nº 49 de Moreno, donde murieron la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, a causa de una explosión que se produjo en la sala de profesores por un escape de gas.

Desde que soy gasista matriculado, hace 30 años aproximadamente, es la primera vez que me convocan desde el Consejo Escolar para ofrecerme trabajo en mi especialidad.

Siempre fuimos alrededor de 20 matriculados en Mercedes, y algunos más en tiempos en que el gas natural comenzó a instalarse en nuestra ciudad, allá por 1990. Con estos datos es probable que en todo este tiempo hayan contratado a otros colegas para los trabajos relacionados con la instalación de gas en las escuelas.

Lo que sí me atrevo a asegurar es que el mantenimiento en general de las escuelas, y particularmente, de las instalaciones de gas, eléctrica y sanitaria, requieren la presencia permanente de especialistas y técnicos habilitados para garantizar las condiciones de seguridad y salubridad a toda la comunidad escolar, alumnos, maestros, profesores, auxiliares y directivos. Y esa función le corresponde al Consejo Escolar.

El Consejo Escolar es un “órgano desconcentrado” instaurado por la Constitución provincial que se ocupa de la “administración de los servicios educativos” en cada municipio, pero “con exclusión de los aspectos técnicos pedagógicos”.

Es un órgano desconcentrado (y no descentralizado) porque sus autoridades son elegidas por los vecinos de cada municipio en la misma elección en la que eligen intendente y concejales.

Es decir, si bien están bajo la órbita de la Dirección Provincial de Consejos Escolares, los consejeros que conducen el órgano son electos.

Los Consejos pueden tener entre 4 y 10 miembros, según la cantidad de escuelas que tenga el Distrito. En cada elección se renueva la mitad de los miembros. En el caso de Mercedes, con alrededor de 100 servicios escolares en el Distrito, son 6 consejeros en total y se renuevan 3 cada dos años,

Los candidatos a consejeros comparten el mismo cuerpo de la boleta electoral que el candidato a Intendente. Es por esto que, en 2015, tras el triunfo del Frente para la Victoria, se obtuvieron 2 consejeros por la mayoría y 1 para Cambiemos. En el año 2017, fue Cambiemos quien ganó las elecciones y el resultado se revirtió.

Hoy el Consejo Escolar de Mercedes tiene 4 consejeros de Cambiemos y 2 de Unidad Ciudadana.

Las funciones de los consejeros es administrar recursos provinciales para asegurar el funcionamiento operativo del centenar de edificio escolares del Distrito, entre jardines, primarias, secundarios y establecimientos especiales y de adultos.

  • Se encargan de tramitar y contratar obras menores o medianas vinculadas al mantenimiento de los edificios escolares. Son los arreglos necesarios para garantizar la continuidad de las clases.
  • Tramitan la provisión de muebles, útiles y equipamiento escolar.
  • Gestionan la comida para la copa de leche, merienda o almuerzo en las escuelas que tienen ese servicio.
  • Contratan transporte para llevar al colegio a los chicos de escuelas especiales o rurales que necesitan movilidad que sus padres no se la pueden dar.

Para todas estas funciones administran cuatro partidas presupuestarias.

  • Un fondo para el denominado Sistema Alimentario Escolar, para la copa de leche, almuerzo o merienda de los establecimientos con ese servicio.
  • Una partida denominada Cuenta Unica de Fondos Presupuestarios, que se usa para transportes escolares, limpiar tanques de agua y vaciar pozos ciegos.
  • El Fondo Compensador, es para encargar obras de mantenimiento de los edificios escolares.
  • Y una cuarta partida es la de fondos propios, que son donaciones y subsidios girados por el municipio para algún fin específico.

Durante 2018, los fondos disponibles para obras, en toda la provincia de Buenos Aires, rondarán los $ 5.800 millones.

  • Alrededor del 10% lo administran los Consejos Escolares a través del Fondo Compensador.
  • Un 30% lo ejecuta la Gobernación a través de las obras que ejecuta la Dirección de Infraestructura Escolar.
  • El restante 60% está en manos de los municipios.

En la práctica, actualmente muchas de las obras de ampliación o mejoras estructurales en las escuelas provinciales las gestionan los municipios.

  • Lo hacen a partir del Fondo Educativo, instaurado desde 2006 a partir de la sanción de la Ley Nacional de Financiamiento Educativo. Se trata de una partida que Nación envía a las provincias y estas bajan luego a los municipios.
  • En 2017, la provincia de Buenos Aires transfirió a los 135 municipios un total de $ 5.540 millones.
  • Desde este año, a partir de una reforma que impulsó la Gobernación en la ley de presupuesto, el 50% debe estar destinado sí o í a obras de infraestructura escolar. Ese porcentaje baja al 40% en los municipios del interior bonaerense.
  • Entre enero y junio de 2018, los municipios recibieron $ 3.474 millones, de los que $ 1.737 debieron haber sido asignados a obras en escuelas.

Sería importante saber cuánto dinero se destina anualmente en trabajos de mantenimiento de las instalaciones, sanitaria, eléctrica y de gas, en los establecimientos escolares mercedinos.

Es más, deberían publicar mensualmente los trabajos y las obras ejecutadas con lujo de detalle, para que todos estemos informados.

Y particularmente en el caso de las instalaciones internas de gas, protocolos de ensayo de las pruebas neumáticas ejecutadas, resultado de las mismas, acciones adoptadas, responsable de la ejecución y consejeros que la presenciaron.

Después de todo, los establecimientos escolares y los fondos serán provinciales, pero los alumnos, docentes y auxiliares, son mercedinos.

Y los colegios privados. ¿No deberían rendir cuentas también?

¿Estará todo bien en Mercedes?

 

Daniel Ríos es ingeniero, gasista matriculado y concejal mandato cumplido de Mercedes

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here