Inicio Sociedad Reforma procesal laboral y del Consejo de la Magistratura: reclaman que el...

Reforma procesal laboral y del Consejo de la Magistratura: reclaman que el presupuesto debería ampliarse

“Para que la ley sea operativa debería incrementarse el presupuesto”, sostienen desde el Colegio de Magistrados de Mercedes. “La reforma introducida tal como fue planteada difícilmente logre el fin perseguido”, afirman.

El pasado jueves 25 de octubre la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires convirtió en ley el proyecto de reforma laboral procesal que ya contaba con media sanción del Senado.

Los cambios sustanciales que establece la nueva norma con relación a su antecesora radican, por un lado, en la forma en que se organiza el Fuero Laboral: la transformación de los Tribunales colegiados de instancia única (órganos jurisdiccionales compuestos por tres jueces) en juzgados unipersonales con una instancia ordinaria de apelación ante Cámaras de Apelaciones de Trabajo; y por el otro, en el procedimiento por el cual se rigen los juicios laborales en nuestra provincia.

Con la implementación de la nueva ley, cada órgano jurisdiccional será dirigido por un solo Juez y sus decisiones podrán ser recurridas ante Cámaras de Apelaciones del Trabajo cuya creación y puesta en marcha estaría prevista para 2020.

Respecto del proceso judicial en sí, en consonancia con la implementación de nuevos dispositivos tecnológicos en todo el Poder Judicial Provincial, se prevé para el fuero laboral la videograbación de audiencias con presencia del Juez y como novedad la  creación de una “Secretaría de Gestión Administrativa” que en lo concreto implica una mesa de entradas única y común a todos los Juzgados de una misma jurisdicción.

Uno de los principales fundamentos del Poder Ejecutivo para impulsar este cambio significativo en el fuero laboral fue el de lograr mayor celeridad en los juicios.

“Si bien compartimos dicho objetivo, desde el Colegio de Magistrados venimos sosteniendo desde un principio que la reforma introducida tal como fue planteada difícilmente logre el fin perseguido: datos estadísticos de la Justicia Nacional del Trabajo (donde ya existen Juzgados unipersonales) y de nuestra Suprema Corte Provincial demuestran que los procesos transitados ante Juzgados unipersonales con instancia ordinaria de apelación duran entre tres y cuatro años mientras que el promedio provincial con Tribunales Colegiados es de menos de dos años (21 meses)”, sostuvo al respecto el doctor Carlos Acuña, presidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios de este departamento judicial.

En este sentido, Acuña indicó a NOTICIASMERCEDINAS.COM: “Desde nuestra institución colegial siempre se hizo hincapié en la necesidad de lograr la autonomía administrativa y autarquía financiera del Poder Judicial para poder dotar a todos los órganos judiciales de herramientas adecuadas y recursos humanos suficientes para poder brindar un mejor servicio de justicia. En este mismo sentido, nuestra Corte Provincial considerando las limitaciones presupuestarias que ya se vienen atravesando, también se pronunció sobre el proyecto –ahora convertido en ley– estimando el costo de la reforma –con la consecuencia necesidad de nombramiento de personal– para tornarla viable”.

Por otro lado dejaron en claro los magistrados, ante la requisitoria de este medio, que en lo que respecta a la jurisdicción territorial de nuestro departamento judicial la ley establece la creación de cinco juzgados del Trabajo –tres con asiento en Mercedes y dos en la localidad de Bragado– mientras que la Cámara de Apelaciones tendrá también su sede en esta ciudad.

En tanto, el doctor Marcelo Valle, quien es representante de los jueces de primera instancia en el Consejo de la Magistratura, remarcó sobre los principales cambios: “Se introduce la escuela judicial obligatoria en 2021 con un curso de un año y medio a dos años, donde se impartirán materias que no tienen que ver estrictamente con lo jurídico sino con la organización de la oficina y todas las cuestiones con la que los jueces no estamos preparados para enfrentar. Luego se suma como obligatorio el examen oral. A partir de esta ley se introduce y también estará a cargo de académicos, lo que es una etapa más”.

En cuanto a los exámenes generales, el doctor Valle analizó: “No se llamará mas a concurso por cargo sino que se llamará dos veces en el año para cubrir todos los cargos en la provincia, lo que hará que los exámenes sean mucho más numerosos, con muchos más postulantes”.

“Esto exigirá un refuerzo presupuestario para afrontar estas etapas y para atender lo que es la escuela judicial”, opinó el doctor Marcelo Valle sobre los puntos mas salientes de la reforma del Consejo de la Magistratura

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here