Inicio Cultura Tocando sueños cierra otro año con todo, este sábado y domingo

Tocando sueños cierra otro año con todo, este sábado y domingo

El Centro Musical Tocando Sueños celebrará este fin de semana su fiesta de fin de año en el Teatro Argentino Julio César Gioscio, un encuentro con todos los ingredientes de lo clásico en el que confluyen la música, la emoción y la amistad.

A diferencia de años anteriores, y para permitir que tanto los alumnos como sus familias y el público en general puedan disfrutar al máximo, la fiesta se desdoblará en sábado y domingo. En ambos casos el inicio del show está previsto para las 20 y el cierre, cerca de las 23.

Allí estarán, como de costumbre, los maestros de Tocando Sueños: Gustavo Florella (profe de guitarra y bajo), Luis Giorgi (teclados) y Esteban Bojorge (batería). Y, con ellos, los amigos e invitados que contribuyen en la organización de la fiesta. El repertorio volverá a tener clásicos del rock nacional e internacional y algunas sorpresas. Cada canción es elegida por sus intérpretes y van desde Charly García a Pink Floyd; desde Soda Stéreo a The Eagles; desde Los Tipitos a AC DC.

Lo que empezó como un sueño de Gustavo Florella lleva ya nada menos que 31 años (esta será la undécima fiesta, una iniciativa que fue creciendo cada vez más). Por los salones de Tocando Sueños, en la esquina de 31 y 14, fueron pasando muchos de los músicos que hoy se presentan en la escena de la ciudad y, también, muchísimos otros que encontraron en una guitarra, en un piano o en una batería no una carrera -que tampoco era su búsqueda- sino un espacio de placer, de pasión, de intimidad. El mundo inmenso y personal que se abre con el gesto sencillo de compartir música.

Y esa fue la idea original: tender un puente hacia la cultura y recorrerlo no con la única perspectiva de la ejecución de un instrumento, sino desde la posibilidad de encontrar un lugar de pertenencia. Lo que se verá en el escenario del Teatro Argentino, además de una serie de canciones aprendidas y ensayadas, un recital siempre disfrutable para músicos y espectadores, es también eso: la gratitud recíproca de alumnos y profes, gente de todas las edades mostrando una de las formas de su felicidad.

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: