Inicio Entrevistas «Nos merecemos una comunidad que trame, que enlace, que acerque»

«Nos merecemos una comunidad que trame, que enlace, que acerque»

Se la ve radiante y feliz, con mucho hecho en estos años como concejala, y a poco de cumplir su segundo mandato y de dejar la función legislativa, la licenciada Celeste Burone fue entrevistada para conocer qué cosas le dejan en su persona sus gestiones en el Concejo Deliberante, qué expectativas tenía cuando asumió y cuáles se cumplieron y cómo ve su futuro, entre otras cuestiones.

–Todo tuvo su comienzo.

–Sí. Hoy recuerdo las primeras palabras que dije cuando inicié mi gestión como «concejala», como  me gusta que me digan en relación al lenguaje no sexista –un debate que todavía está en pañales– fueron en cuanto a poder ser la voz de los que no la tienen, aún, y hablé de los «desafiliados» del sistema según Castel, a quienes ocho años después en lo personal nombraría  como «desciudadanizados». Es decir, trabajar por los derechos de todos, todas, todes en lo que constituye un círculo virtuoso de la participación y la defensa: estar, decir, hacer, acompañar y dejarse acompañar también. Entiendo que en estos dos mandatos pude trabajar en instalar la necesidad de legislar con perspectiva de género, ya no como «moda» sino como necesidad, porque las leyes son necesarias y nuestras ordenanzas son nuestras leyes locales. Las resoluciones, los decretos, las menciones vienen a complementar un trabajo que fortalece lo societario. Los lazos sociales, la salud comunitaria en el más hermoso de los sentidos del término. Y no es una visión romántica, es una visión esperanzadora de futuro.

–En ese sentido hubo discusiones.

–En el recinto dimos los debates necesarios y entonces las palabras y los escritos se trasformaron, en muchos casos, en acciones concretas: Hogar de Abrigo para víctimas de violencia, Centro de Día para la Mujer, Botones antipánicos, Aplicaciones para dispositivos, Prevención en salud, No mas reinas de belleza, adhesión a la Ley Micaela, Acoso Callejero, Impuesto Rosa, Sendas Diversas, Comisaría de la Mujer, Convocatoria a Mujeres Choferes de Colectivo… Son solo algunas de las tantas discusiones dadas y siempre acompañando reclamos colectivos, porque de eso se trata.

Profundizar el trabajo de lo que es nuestro «lo patrimonial» –que bien podría cuestionar como «matriarcal» o alguna palabra neutra en todo caso– también se constituyó como un objetivo de trabajo. Se reglamentó la ordenanza y se terminó de constituir CUNA –Comisión de Patrimonio Natural y Cultural Mercedes—para cuidar lo que consideramos nuestra historia, nuestros orígenes, que ayuda a entender lo que somos y a mejorarnos como comunidad.

–Pudiste hacer muchas cosas. Concretar…

–Siento que pude contribuir a fortalecer el trabajo legislativo que mejore la calidad de vida de las personas con discapacidad, por ejemplo. La ordenanza de rampas de acceso en las veredas del casco céntrico por caso, también fue prioridad, así como el cuidado del medio ambiente, la salud y el deporte y la educación como herramientas necesarias en una comunidad que quiere seguir creciendo en el encuentro.

La movilidad sustentable también formó parte de intereses defendidos. Hay mucho por hacer, pero mucho se ha hecho. La Banca Joven también era una necesidad que había que legislar y fue inaugurada por estudiantes secundarios de nuestra ciudad.

–¿Qué conocimientos te quedan de la gestión que desde afuera no se veían?

Claramente quienes ocupamos bancas en el HCD no siempre sabemos sobre todos los temas pero tenemos la obligación de ser curiosos y de querer aprender. También hay que decir que como compartí bloque, los temas de trabajo los fuimos consensuando en relación a las comisiones a las que pertenecíamos y a los intereses que nos movían normalmente. Llegamos al Concejo por distintos recorridos. A mí me lo pidió Juani a quien conocía por su compromiso social, nos cruzábamos en lugares comunes –barrios, derechos humanos, memoria y justicia, el compromiso con «las otredades»–, y en ese sentido mi agradecimiento es enorme.

Como trabajadora social, como comunicadora, como mujer los intereses se fueron complementando, ampliando, cuestionando y espero, mejorando; en pos de la obligación que significa ser concejala.

El recinto del HCD es el más democrático de todos los espacios políticos. Allí están representados todas las ideologías y todos los vecinos a través de sus representantes y eso está muy bueno.

–¿Cuál fue el momento más lindo y lo más feo que te tocó vivir?

–Hubo momentos épicos, como dicen mis hijos, y otros para el olvido. Pero siempre hubo ganas, compromiso, conciencia del lugar y de la organización social de la comunidad de Mercedes a la que pertenezco y de la que nunca quise ni pude irme porque acá yo soy feliz, acá soy.

Muchas veces escuché “¿para qué te metés en política?”, y mi respuesta siempre fue la misma: porque creo que es una herramienta más de transformación y de concientización. Hay personas que eligen dar discusiones mirando por la ventana o desde las gradas y no está mal…yo elijo darla desde adentro con la convicción de que la transformación y la evolución de las sociedades se han dado desde distintos espacios, la política es uno de ellos.

A mí me gusta andar en bici, mi papa se tomo el trabajo de enseñarme y con ella llegamos a muchos lugares disfrutando el recorrido, también lo hizo acerca de la importancia de la Justicia Social y ese conocimiento ha sido fundamental en mi vida porque no somos sino con el otro.

–¿Cómo ves tu futuro, y el futuro del HCD y del bloque?

–Lo que viene sigue siendo sobre las bases de la cuestión social, de la comunicación, de la vida comunitaria. La constitución del nuevo bloque es con TODXS y eso está claro, lo entiendo como la única manera. Nos merecíamos como mercedinos una segunda gestión de “Juani” o del doctor Juan Ignacio Ustarroz, nos merecemos una comunidad que trame, que enlace, que acerque. Esta que soñaron, que soñamos y que debe incluir sueños futuros.

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: