Inicio Entrevistas Pablo Blasberg: «El humor nos ayuda a sobrellevar mejor este momento trágico»

Pablo Blasberg: «El humor nos ayuda a sobrellevar mejor este momento trágico»

 

Sobre humor en tiempos de pandemia quiso ser esta entrevista, pero finalmente se fue por las ramas sin irse demasiado lejos ya que estamos en cuarentena. De esta manera, entrevistador y entrevistado, a la postre compañeros de trabajo, terminaron filosofando con alguna gracia, cada uno desde su casa, remotamente sabios y tratando de aportar algo desde este medio.

Pablo Blasberg (49) es ilustrador y humorista gráfico. Vive en esta ciudad desde el año 2004, por lo que es porteño de nacimiento pero mercedino por elección. Actualmente es jefe de Infografía en la Agencia Télam y sus trabajos también engalanan cotidianamente la sección de Humor de Noticias Mercedinas. La pandemia de coronavirus y los cambios que esta genera en la sociedad son, por estas horas, una de sus fuentes de inspiración mayor.

— Se pierde la noción del tiempo estando encerrados, ¿y el humor?, ¿qué papel juega?

En mi caso, no he perdido la noción del tiempo, porque trabajo en forma remota desde hace muchos años. Estoy acostumbrado a manejar mis propios horarios y crearme rutinas, y afortunadamente no me siento «encerrado». La gran mayoría de ilustradores y humoristas trabajamos así desde los inicios de Internet. ¡Incluso desde la aparición del fax! Recuerdo enviar dibujos por fax al diario Clarín e historietas a la revista Humor desde la costa argentina, allá por 1993. Y desde 1998, cuando me fui a vivir a Madrid, conservaba clientes en la Argentina.

En cuanto al papel del humor, creo que es realmente importante para la vida de todos. Lo confirma el hecho de que aparecen en las redes cientos de videos, memes y mensajes muy graciosos, que todo el mundo disfruta y comparte. El humor nos ayuda a sobrellevar mejor este momento trágico en todo el mundo.

— La gente antes del Covid llevaba el celular hasta el inodoro, ¿crees que ahora lo lleva más?

Así es, la lectura del celular resulta mucho más interesante que la de etiquetas de desodorantes o champús. Nadie suelta el celular ni un minuto. Eso sí: recomiendo no usar el teléfono dentro de la ducha, o hacer videoconferencias desde el trono.

— ¿Y si se le cae dentro?

Si el celular se cae al inodoro es realmente una cagada, porque suele ser un artefacto muy caro. Sin embargo, el lado positivo es que estaría en línea con las noticias de mierda que nos llegan.

— Como humorista, ¿es inspirador el marco de lo que sucede o te deprime?

Por supuesto es una epidemia trágica, un desastre sanitario. Sin embargo, los momentos críticos resultan inspiradores para hacer humor. Por ejemplo, la célebre revista Humor fue todo un boom durante la dictadura (1976 – 1983), ya que era el único medio que osaba reírse de los militares. Y cuando volvió la democracia (un momento muy feliz para la sociedad), la revista fue decayendo, hasta desaparecer. Fijate que en la Argentina siempre han aparecido brillantes humoristas, y creo que este hecho está muy relacionado con las crisis constantes y repetitivas que padece nuestro país.

También esta pandemia, en la cual todo el planeta está inmerso, en cierto modo nos acerca al resto de la humanidad. La mayoría de la gente se siente identificada con los chistes relacionados al coronavirus, o a la cuarentena, porque de algún modo todos estamos viviendo y sufriendo lo mismo.

— Crisis es oportunidad para muchos, ¿cómo lo ves?

Estoy de acuerdo con eso, aunque hay muchísima gente que la está pasando realmente mal. En cuanto a las «oportunidades» que genera esta crisis, en primer lugar, sin dudas, está en la posibilidad para mucha gente de trasladar su trabajo del «mundo físico» al virtual. El trabajo remoto es algo que se va a masificar (afortunadamente para todos), porque se está tomando conciencia del peligro de las aglomeraciones (autopistas, medios de transporte, etcétera). Hoy el cielo está más limpio, con menos polución, y muchos animales están volviendo a ocupar hábitats naturales antes acaparados por el hombre.

— ¿Qué crees que pasará tras la pandemia y el encierro con las nuevas rutinas? ¿Gimnasia online? ¿Yoga? ¿Familia 24 horas?

Gimnasia online, yoga y familia 24 horas ya son un hecho. Por ejemplo, si un profe de yoga puede conservar a sus alumnos en forma online, quizás en el futuro se ahorre un alquiler y continúe trabajando remotamente, ampliando su horizonte de clientes literalmente a miles de personas. Dependiendo del tiempo que dure la cuarentena (y pienso que esto recién empieza) intuyo que habrá grandes cambios a nivel social y cultural. Pero hay trabajos que seguirán en el «mundo físico»: es muy difícil, por ejemplo, que te puedan construir una casa mediante Skype…

La epidemia es imparable. Sin embargo, los expertos insisten en que «hay que aplanar la curva»…
Un gran currículum
Pablo Blasberg nació en Buenos Aires el 7 de octubre de 1970. Estudió pintura con Naum Goijman, y dibujo con Carlos Garaycochea. A los 16 años de edad comenzó a publicar sus primeros trabajos como ilustrador. En 1989 obtuvo el 2° Premio del Concurso Clarín para Ilustradores y Caricaturistas, y en 1991 ganó el primer premio de Humor Gráfico en la Bienal de Arte Joven. Durante una década trabajó en los diarios de mayor circulación en Argentina: Clarín (1988 / 1993) y La Nación (1993 / 1998), ilustrando cada día las noticias de actualidad.En el año 1998 se radicó en Madrid, y desde allí comenzó a publicar sus trabajos en Europa, tanto en periódicos como en revistas y libros. Fue colaborador permanente de los periódicos El MundoEl País y ABC. Participó en numerosas exposiciones colectivas, (Madrid, Barcelona, Alcala de Henares, Brasil, México, etc). Luego de 6 años de residencia en España, regresó a la Argentina, desde donde sigue publicando sus trabajos en todo el mundo, a través de la agencia inglesa Ikon Images. Entre 2005 y 2015 fue ilustrador del cuerpo principal del Diario Clarín. Entre 2009 y 2010 fue curador de la Galería de Arte Primer Piso (CABA). Desde 2009 ilustra diariamente la página editorial de El Diario de la República. Entre 2011 y 2015 escribe y dibuja la historieta diaria de humor gráfico “Barman, el mozo”, en el Diario Muy del grupo Clarín.En el campo docente, ha escrito más de 300 artículos periodísticos en las revistas Macworld (grupo IDG Communications), Personal Computer, PC Today y ComputerHoy (de la editorial alemana AxelSpringer) sobre técnicas de ilustración digital, diseño, infografía y retoque fotográfico. Dicta charlas y capacitaciones en diarios y universidades de todo el país. Actualmente es Jefe de Infografía en la Agencia Nacional de Noticias Télam. Como artista plástico, forma parte del Colectivo Periferia.

Dejá un comentario