Inicio Especiales Durante la pandemia internos de la Unidad Penal N° 5 podrán utilizar...

Durante la pandemia internos de la Unidad Penal N° 5 podrán utilizar celulares

Los internos de la Unidad Penal N° 5 de Mercedes podrán utilizar teléfonos celulares, de acuerdo a un Protocolo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, que rige mientras dure el aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional.

El Protocolo tiene como objetivo esencial facilitarle a la población privada de la libertad “el contacto con sus familiares y afectos, su desarrollo educativo y cultural y el acceso a información relativa a su situación procesal” mientras dure la pandemia de Coronavirus.

La normativa fue publicada el miércoles 1 de abril pero todavía ningún interno de la cárcel de Mercedes pudo registrar un teléfono a su nombre, tal como establece la reglamentación que requiere los datos del propietario del dispositivo y de la línea, para que no sea de procedencia ilegal.

La implementación del Protocolo en la Unidad Penal Nº 5 se hará efectiva “a medida que los familiares acerquen celulares que cumplan con los requisitos” explicó a NOTICIASMERCEDINAS.COM una fuente del Servicio Penitenciario Bonaerense.

La habilitación de las comunicaciones responde al aislamiento social por el que los detenidos no están recibiendo visitas pero los resultados de su puesta en práctica permitirán evaluar la extensión de su vigencia, así como la modificación y ampliación de su contenido.

También fue autorizado el ingreso de ordenadores portátiles y tabletas. Se encuentra prohibido el uso de redes sociales, con excepción de la aplicación WhatsApp. Si la persona detenida estuviera procesada o condenada por hechos cometidos mediante el uso de dispositivos telefónicos, la autoridad penitenciaria podrá inhabilitarle la cámara al dispositivo móvil o establecer condiciones de uso específicas para el caso en concreto.

Las personas privadas de la libertad que actualmente cuenten con teléfonos celulares podrán regularizar su tenencia y utilización. Para ello deberán entregar los dispositivos a las autoridades penitenciarias para su habilitación y respetar las condiciones de uso que establece el Protocolo.

Dejá un comentario