Inicio Deportes Lucas Biglia confesó que le gustaría ser DT en un futuro

Lucas Biglia confesó que le gustaría ser DT en un futuro

En el mediodía de ayer, el futbolista Lucas Biglia (34) que integra la plantilla del Milan (Italia) brindó una larga entrevista al programa radial ¿Cómo te va, Benedetto? que se emite por la AM Del Plata.

En la charla fue realizando un repaso por la actualidad, su paso por la Selección Nacional, sus inicios y lo que vendrá por delante en su carrera profesional.

El mercedino Biglia hizo mención en el comienzo a los días que viene atravesando con la pandemia: “Nosotros desde que se generó en China lo veníamos siguiendo, lo que nos terminó de alertar fue cuando los chicos vuelven de una quincena de vacaciones de un colegio internacional, allí nos pusimos más en precaución, por eso uno trató de difundir el mensaje lo más rápido posible, obviamente no llegar al pánico pero ponerse en alerta”, contó.

En este sentido remarcó que habrá tener mucho cuidado en el regreso de la actividad futbolística: “Hay una iniciativa para volver alrededor el 4 de mayo, veremos cómo se da el día a día, no estamos seguros. Cuando se retome todo normalmente, va a haber una recaída de nuevo, pero hay otros intereses de por medio, si no entramos en crisis”, expresó el volante central nacido en Mercedes.

Luego, ante la consulta del diálogo con la institución del Calcio, refirió: “Estamos negociando nuestros sueldos con el club. Tenemos que presentar nuestra parte y ellos la suya. Seguro llegaremos a un acuerdo, esto no pasa por un tema económico, pasa por ponerse en el lugar del otro”.

Biglia se entrena ya hace dos meses en su casa y sobre esto expresó: “Estoy sufriendo el parate, padezco no poder entrenarme, no poder ver a mis compañeros y no poder jugar”.

Frente a la pregunta de los motivos que lo llevaron a tener una continuidad en el fútbol europeo, tranquilo y explayándose, Lucas relató: “Trabajo, dedicación, estar en el día a día, no hay un secreto. Después obviamente me tocó tener años buenos y malos, apenas llegué tuve dos años muy buenos y luego dos años con un nivel muy bajo. Luego volví a levantar, el año clave fue en el 2013 cuando Claudio Gugnali me vino a ver a Bélgica para decirme que si la intención mía era estar en la Selección tenía que dar el salto”.

En referencia a ese paso por la Selección Argentina y los momentos vividos, apuntando al momento en que resuelve dejar de ser parte, contó: “Es un combo de todo, primero y principal emocional donde peleaste todo hasta lo último siempre y no te llevás nada, donde llega el momento que tenés que analizar ciertas cosas que para algunos es importante y para otros no. Después decir basta del castigo, atrás vienen camadas muy ricas que merecen su espacio, son muchas cosas que se van sumando para que uno tome la decisión final. Pero seguramente la gota que rebalsa el vaso es la frustración de dar todo y no poder llevar nada importante, hablando de logros”.

En esa parte de la charla, Biglia destacó su conformismo con “Checho” Batista como entrenador, remarcando a los técnicos siguientes donde se entendió el estilo de juego, salvo con Jorge Sampaoli ya que no se pudo aplicar su idea en la cancha.

En cerca de una hora Lucas también fue recordando, a la distancia, aquellos viajes en tren y en colectivo a entrenar a Argentinos, que lo ayudaron mucho para poder formarse y valorar todo.

Biglia no eludió cada pregunta y a la hora de mencionar los clubes por donde estuvo detalló: “Argentinos me dio la oportunidad de jugar al fútbol, fue el que me abrió las puertas y me llevó, me hizo crecer porque económicamente mis viejos no podían hacer semejante esfuerzo y Argentinos se brindó. Después me tocó la parte del ascenso, algo muy bonito, por eso me voy a Independiente donde me tocó uno de los mejores técnicos del fútbol argentino como Menotti. Después estuve con Falcioni que me dio la oportunidad de crecer. Anderlecht me dio un nombre en Europa y después me tocó jugar en dos grandes clubes italianos como Lazio y Milan, me siento un bendecido”.

Ya en el final habló de sus planes: «Hasta junio tengo contrato con el Milan y después veré qué hago. Cuando uno toma la decisión de volver, lo que menos prioriza es lo económico», dijo y resaltó también la decisión de su familia en una chance de venir a jugar a la Argentina, dado que se habla de Independiente donde ya jugó.

Pero Biglia, si bien quiere seguir jugando, se ve como entrenador en un futuro: «Estoy averiguando para hacer el curso de entrenador en España o de manera online en la Argentina. La idea es hacer eso, pero hoy por hoy tengo un par de años más por jugar», confesó.

Dejá un comentario