Inicio Bienestar Profesional aconseja sobre uso correcto de barbijos en niños y bebés

Profesional aconseja sobre uso correcto de barbijos en niños y bebés

La cuarentena declarada debido a la pandemia del COVID-19 estableció en nuestro país el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Pero con el transcurso de la misma, se fueron realizando flexibilizaciones que acarrearon, además, el uso de ciertas medidas de seguridad sanitaria, como es el caso del tapaboca. Esta herramienta de prevención suscitó diferentes interrogantes y consultas, no sólo para el implemento en adultos sino también en niños. Por ejemplo, en el caso imperioso -enfermedad o vacunación- de tener que sacar un niño a la calle ¿qué se debe hacer?

Por este motivo, Javier Dabove, médico generalista que está trabajando activamente contra la pandemia en el CAPS Agote, da algunas especificaciones de cuándo y a qué edad es correcto el uso del tapabocas en niños: “Nosotros recomendamos que hasta los 2 años no se use barbijo o tapabocas, por un lado porque no permite comunicarse con fluidez con su cuidador, y por otro lado, la movilidad -hasta los 2 años- no es precisa por lo que les sería dificultoso sacarse el tapabocas en caso de estar ahogándose”, dijo y agregó que esto, “sumado a la particularidad de que tienen las vías respiratorias más chicas, si a eso le añadimos un barbijo se les hace más dificultoso poder respirar”.

Además remarcó que “no es probable que los bebés mayores o los niños pequeños mantengan la mascarilla puesta y probablemente intenten quitarsela, así como tocar su cara aún más”.

Por otro lado, el doctor Dabove apuntó que “los niños no van a buscar el virus, sino que les llega, por ese motivo es muy importante que sus padres implementen las medidas de seguridad e higiene correspondientes (lavarse las manos, distanciamiento social) para que sus hijos no se terminen contagiando”.

“En este contexto todo suma, si quieren lavarles los juguetes o pasarle alcohol en gel en caso de que no puedan lavarlos, lo pueden hacer. Y en el caso inevitable de tener que salir, ya sea con un chango o un huevito, taparle la superficie de forma que él tenga la potestad de respirar tranquilo sin necesidad de taparle la boca”, agregó el profesional.

Es importante tener presente que el mejor resguardo es el aislamiento preventivo, es decir, quedarse en casa.

Los mayores de dos años

“Debemos enseñarles y explicarles a los niños más grandes, el motivo y la importancia del uso de la máscara, destacando el lavado de las manos y el evitar tocarse la boca y los ojos. La principal razón para colocar a un niño una máscara es para evitar infectar a otros”, expresó el profesional sobre este grupo erario.

Al finalizar, Dabove afirmó que “esta es una situación que debemos enfrentarla en conjunto y el mayor cuidado que podemos tener es a través del aislamiento para no darle la posibilidad al virus de contagiar”.

Dejá un comentario