Inicio Opinion Ofensa a la inteligencia de los argentinos

Ofensa a la inteligencia de los argentinos

Por Ariel Dulevich Uzal.

Lejos de toda inquietud inspirada en la salud de la población, un operativo mediático orquestado, que invade las redes, al grito de; «contagiémonos todos», difunde las supuestas virtudes de la «falacia teórica» -como la califica la periodista Nora Bär-, sobre la «inmunidad de rebaño»; que trasluce una manifiesta intencionalidad política.

 

En nuestro país hemos aprovechado convenientemente, haber despertado con retraso al estallido de la epidemia en China y Europa; en tanto la experiencia comparada, nos ha permitido distinguir claramente entre praxis exitosas en la contención del virus, y aquellas
otras que fracasaron, generando secuelas inversas a los fines propuestos. Estos se verificaron dramáticamente; con el crecimiento exponencial de contagios y muertes, en Brasil, Reino Unido y Suecia. En éste último la tesis de la llamada «inmunidad de rebaño», provocó 2679 muertos, en 10 millones de habitantes, ascendiendo la letalidad al récord del 12%.

Pero estas referencias son deliberadamente obviadas por quienes pretenden manipular la información.

El propósito que denuncio, es debilitar la «fortaleza» que sostiene con firmeza el gobierno; acompañado por la opinión ciudadana mayoritaria, abroquelado en la cuarentena.

Estas usinas mediáticas, agreden así mismo, al emblemático aislamiento, exacerbando la opinión y promoviendo reacciones populares, dirigidas a presionar al gobierno, para que interrumpa la cuarentena. Desnudan así la motivación de carácter político a que aludo, muy distante por cierto, del ámbito de la Salud.

Recursos todos de la campaña de «fake news», que nos invade, intentando vanamente instalar temor, a través de intrigas y calumnias, en torno a la descabellada hipótesis de que la cuarentena amenaza la Democracia.

¡Por favor! ¡No ofendan la inteligencia de los argentinos, con tamaña desmesura!

Tengo para mí, que el contexto cívico en que transitamos la lucha contra el covid-19; rico en elocuentes y solidarios testimonios; demuestra exactamente lo contrario de aquello que temerariamente afirman, estos cultores de la desunión y el escepticismo.

Es el virtuosismo de éste sistema superior de convivencia; lo que precisamente permite la mancomunión ciudadana; que ante la tragedia común; posterga legítimas diferencias y pertenencias políticas; interpelando la conciencia colectiva y gestando consensos; para darle preeminencia a los trascendentes objetivos nacionales y brindarle nuestro mejor empeño, en la absoluta certidumbre, de que en ello nos va la vida y la de nuestros hijos.


(*) El doctor Ariel Dulevich Uzal es mercedino, ex Subsecretario de Turismo de la Nación

Dejá un comentario