Inicio Covid-19 Alejandro Federico: “En Suipacha, si tenemos que mandar a alguien de vuelta...

Alejandro Federico: “En Suipacha, si tenemos que mandar a alguien de vuelta lo hacemos”

El intendente de la vecina ciudad de Suipacha, Alejandro Federico, mantuvo un diálogo exclusivo con este medio en el que dejó algunos conceptos sobre cómo vive uno de los pocos municipios bonaerenses con cero casos de coronavirus al día de hoy, y remarcó el trabajo de asistencia social conjunto que están llevando adelante con algunas organizaciones, incluso políticas, para la asistencia a los vecinos. Asimismo, dijo que no cree en la colocación de taludes de tierra para bloquear accesos al partido, y cuestionó la pobre ayuda que reciben desde la provincia de Buenos Aires en este contexto.

Suipacha es un municipio con cero casos, de los únicos que quedan en esta zona y de los pocos que hay en la provincia de Buenos Aires. Federico concede que están poniendo mucha atención en este contexto: “Estamos trabajando un poco más atentos y siendo más efectivos con los controles”, dice. “Lamentablemente no es fácil; tenemos varios lugares por los que se puede acceder desde ruta 5 y desde el sector rural a nuestra localidad. No hemos optado nunca por poner taludes de tierra o cerrar accesos porque no nos parece justo, porque aparte estaríamos yendo en contra de lo que el gobierno de la provincia pretende”, afirma.

El jefe comunal, entonces, cuenta que están abocados a controlar tres accesos desde ruta 5 y uno desde General Rivas. “Estamos siendo más estrictos con los permisos para circular y cómo están hechos. Si tenemos que mandar a alguien de vuelta lo hacemos, por más que tenga que ver con provisión de alimentos. Estamos controlando mucho a la gente que deambula por la calle sin justificar. Debemos tener a más de 400 personas que debieron pasar por comisaría, incluso hay comerciantes que no estaban habilitados a tener abierto y lo hacían. Debemos ser uno de los municipios que tienen tantas excepciones solicitadas. Desde el punto de vista comercial todos están haciendo algo, con más o menos horarios, hemos sido coherentes, pero en la medida que nos permita ir avanzando esta realidad que tenemos que es la de no tener casos”, sostiene Federico entrevistado por NOTICIASMERCEDINAS.COM

“Constantemente estamos tratando de ver temas individuales, y digo esto porque todos aparecen pidiendo alguna justificación nueva de por qué hacer algo y cuando el permiso es cada vez más amplio hay que estar atentos. Estamos en ese camino”, agrega Federico.

– En cuanto a lo económico, ¿el municipio está solvente? ¿o tuvo baja de recaudación o alguna otra complicación?

En cuanto a lo económico la realidad es que recibimos en abril por ejemplo un 30 por ciento menos de coparticipación. Es un golpe para municipios chicos como el nuestro, que dependemos mucho de eso. Es más del 75 por ciento de nuestro presupuesto. Recibimos un porcentaje inferior y nos complica. No tuvimos problemas en abril para pagar proveedores en todos los rubros, aunque hay municipios que quizá prioricen salud dejando con retraso a los demás. Hemos cumplido siempre hasta ahora con los sueldos en tiempo y forma. Hemos tenido una baja en la recaudación nuestra, a nosotros nos pasa a nivel local lo mismo que creemos que pasa en la provincia con la recaudación. Hemos recibido algún acompañamiento generado por reuniones que hemos tenido y una buena relación con la provincia, pero en algunos casos los apoyos son como préstamo, que el municipio debe devolver ya que se les descuenta de la coparticipación. El gobierno estuvo presente no como hubiera correspondido a la hora de tener que recibir una coparticipación que es nuestra pero es una realidad. Seguimos teniendo recorte de actividades por no permitir que la gente haga presencia masiva en eventos. A la atención del municipio la vamos estirando, en la medida que podemos hacer que haya más movimiento de gente nos hemos adaptado a eso, respetando a los empleados que tengan problemas y puedan ser un factor de riesgo. Nunca hemos desatendido la atención en lo sanitario, en recolección de residuos, limpieza, actividades de lo social, desde el punto de vista de la seguridad. Tenemos más inversión que hacer en lo alimenticio, ya que el gobierno de la provincia no ha enviado alimentos en la medida que hacía falta. Estamos preocupados porque no hemos sido atendidos. Hacemos el esfuerzo y hacemos tareas en conjunto con entidades sociales como el Movimiento Evita y la CTEP, que son muy participativos más allá de su costado político. Trabajamos en conjunto y tenemos un listado unificado de personas y familias que reciben acompañamiento alimenticio. Queremos realizar un apoyo equitativo, entre los beneficios sociales que el Estado promueve, estas organizaciones que trabajan desde lo social y lo que nosotros hacemos desde nuestra propia área. Estos listados crecieron por la circunstancia y nos sirve tener una ayuda equitativa para que a todos les llegue el apoyo de parte del Estado.

– Por último, ¿la gente en Suipacha está tranquila con la cuarentena? ¿Cuál es el ánimo que usted percibe?

La gente está un poco cansada. En algunos casos está medio relajada. Es una minoría. La mayoría de la gente en Suipacha está colaborando bien, pero avanzan los días, transcurre el tiempo y algunos pierden la calma. A muchos no les cae bien que expongamos algunos ejemplos de los que no hacen caso, pero deben entender que hay temas difíciles, yo me pongo del lado de quienes quieren esparcimiento, quienes trabajan, quienes son comerciantes, pero debemos preservar la salud de las personas, con un tinte económico que cada vez es mayor, mas fuerte, y lo comprendemos. Siempre pedimos, más allá de las excepciones, que cumplan con los requisitos y protocolos. La situación no es sencilla, hay que aplicar el sentido común y la gente debe comprender los riesgos. Pero es cierto que, minoritariamente por ahora, la gente se va cansando aunque tenemos buenos resultados con esta cuarentena.

Dejá un comentario