Inicio Deportes Palometas va agotando sus recursos

Palometas va agotando sus recursos

La realidad de los clubes mercedinos no es la misma si se busca realizar una comparación, están los que tienen su historia y aquellos que nacieron en las últimas décadas y van buscando crecer. A partir de la cuarentena y sin deportes, sumándole a esto la falta de ingresos que generaban las disciplinas, la economía golpea y en varios casos resulta ser una preocupación.

Palometas Fútbol Club en los últimos años a tenido un importante progreso con el apoyo del municipio, logró su predio y poco después los vestuarios. El presente marca que no existen ingresos, es que sin fútbol infantil no se registran venta de entradas y la cantina con ello no funciona. Sumándosele a esto que la cuota de fútbol, que estaba en un 50 % en cuanto a cantidad de jugadores, no se está cobrando.

El presidente y DT de Primera división, Diego Figueredo, contó también como se viene danto todo en el club: “en marzo le pagamos a los profes, ya después la mitad de abril y luego se nos hizo imposible, todos lo tomaron bien entendiendo un poco la situación” remarcando también que no se dan entrenamientos vía Zoom por una cuestión de tiempos de los profesores.

En Palometas se había realizado un torneo de verano en febrero que dio sus ingresos, además habían lanzaron un bono colaboración donde sólo se consiguieron vender para cubrir los premios en caso que salgan sorteados. Por otra parte Figueredo contó: “tenemos dos personas que les pagamos una mensualidad, decidimos que sigan yendo al ser uno de los pocos ingresos que tienen, los mantuvimos y hacemos lo que se puede en base a los recursos que tenemos” dijo en cuanto al mantenimiento del club.

La realidad marca que de los ahorros queda muy poco, el ingreso del verano se va agotando y “una de las posibilidades es cobrar a partir de agosto la cuota voluntaria, sino se nos complicará mucho” subrayó. En medio de todo también se dan algunas buenas en el “Granate”, la cancha de 9 muestra su suelo renovado y ahora le tocó el turno a la cancha grande.

“Nos decidimos a arrancar con esto, es un trabajo que lo teníamos que hacer, esto lo está haciendo un padre de los chicos de la escuelita que tiene máquinas y nosotros le pagamos los gastos, no nos cobra mucho” dijo el presidente. Mientras tanto aguardan por un subsidio gestionado que ayudará a cubrir gastos.

Dejá un comentario