Inicio Emprendimientos Cómo conseguir un préstamo en el acto en Argentina

Cómo conseguir un préstamo en el acto en Argentina

Los préstamos se han convertido en un recurso indispensable para quienes, ahogados por la responsabilidad, necesitan un empujón a fin de mes. Y aunque su canal de solicitud convencional pueda estar sujeta a muchas condiciones y mayor espera, los nuevos préstamos online en el acto son un auténtico progreso. Requisitos menores, plazo de entrega justo y dinero inmediato.

La inmediatez de la responsabilidad
Los préstamos, tienen por objetivo tanto asumir las responsabilidades de cada individuo como acceder a algún capricho, son un recurso a tener en cuenta para poder salir del paso cuando el bolsillo duele. Se trata de un acto de confianza entre un cliente y su entidad bancaria, mediante el que ésta concederá una cierta cantidad de dinero al usuario con la certeza de que percibirá su devolución. Dado que se trata, sin embargo, de un riesgo para el banco, éste impone un interés que se aplicará a la cantidad del dinero devuelto tras el plazo acordado. Pese a todo, si esto ya puede suponer motivo de reticencia para muchos, más aún lo son sus requisitos.

 

En primer lugar, muchos bancos limitan la cantidad de dinero prestada a fin de evitar cualquier tipo de problema que pueda surgir llegado el momento de la devolución. Asimismo, otro de los requisitos para solicitar un préstamo es la demostración de liquidez y de solvencia, del mismo modo que no estar sujeto a ninguna presunción de morosidad. Esto son tan sólo algunos de los recursos que emplean los bancos a fin de proteger cuanto los nutre: el dinero. Sin embargo, y quizás con motivo de llevar al cliente al terreno online, cada vez más promocionado por las entidades bancarias dada su sencillez y comodidad, existen vías para obtener un préstamo urgente en Argentina.

Préstamos online en el acto
También llamados préstamos online en el acto, esta variante virtual del préstamo convencional se sirve del espacio online para catalizar su inmediatez. En muchos casos, la sencillez de su solicitud se debe a que se trata de una cantidad menor, por lo que los requisitos se minimizan. Además, a diferencia de las condiciones de los bancos, este tipo de préstamos suele llevarse a cabo mediante agencias de crédito privadas cuya accesibilidad es más favorable para el solicitante. Siendo ya motivo de celebración la comodidad de poder solicitarlos exclusivamente online. Un hecho que nos ahorra desplazamientos innecesarios, constantes y prolongados a la oficina de nuestro banco.

Otro de los puntos fuertes y ventajas de esta tipología de préstamos es que son personalizables. Es decir, la solicitud admite, en general con bastante holgura, plazos de devolución más amplios, así como cantidades ajustadas a la necesidad. En lo referente a cuanto deba retribuirse a la empresa que cede el dinero, muchas de las agencias reducen el tipo de interés o lo eliminan para un primer préstamo. Un acto que, a pesar de ser meramente promocional, puede ayudarnos a acceder a este interesante recurso económico. Por lo demás, todo sencillez. Basta con filtrar los resultados de búsqueda con un buscador como Préstamos Frescos, seleccionar el más conveniente y recibir el dinero en la cuenta bancaria.

Solicitar préstamos con coherencia
No obstante, algunos buscadores de préstamos como Finaton también incluyen una relación directa con un banco. es decir, es también posible solicitar a un banco un préstamo en el acto por el mismo canal online. Como es evidente, el banco precisa de una diversificación para subvertir su accesibilidad y ser más próximo al cliente. Dado este vínculo, y la urgencia del préstamo, a menudo se establece un monto menor al que se espera y un plazo de entrega generalmente corto. Sin embargo, resulta ideal en casos donde necesitamos tan sólo de un pequeño impulso para salir a flote, sean esos pesos que nos faltan para completar un pago mensual o incluso para llevar el coche al mecánico.

En este último punto, no es extraño que, pese a mantener un orden y una concreción intachables respecto a la administración de nuestros fondos, aparezca algún imprevisto con intención de desestabilizarlo todo. Es en esos casos donde, a riesgo de ser penalizados por no afrontar el deber y la responsabilidad, más vale solicitar un préstamo en el acto y respirar con tranquilidad. Además, en Argentina basta con acreditar una edad mínima de 18 años, residir en el país y aportar el número de teléfono móvil, documento de identidad y una dirección de correo electrónico. Una serie de requisitos mínima en comparación a lo que se obtendrá.

Atención al detalle
Con todo, es preciso destacar aquí que, aun poseyendo un veraz negativo, razón por la que cualquier banco se negaría a concederlo, es posible solicitar un préstamo online mediante otras entidades financieras. Siempre y cuando la cantidad prestada entre dentro de unos márgenes de coherencia para con su devolución y se realice online en su totalidad. Del mismo modo, esta modalidad permite conceder un préstamo a jubilados, un sector poblacional a menudo dejado de lado, especialmente por cuanto se refiere a su relación con los bancos. Y gracias a este servicio online, pudiendo solicitar incluso hasta $300 mil con un plazo de devolución de hasta 60 meses.

Otro punto a comentar es que, en algunos casos, los préstamos online en el acto en Argentina pueden estar sujetos a un CFT más alto, dado que el riesgo es mayor a causa de los menores requisitos. Por tanto, y aunque, como se ha mencionado, algunos intereses puedan llegar hasta el 0%, es preciso informarse bien y analizar todas las posibilidades. Cada entidad ofrece opciones distintas, por lo que dejarse llevar por el primer resultado de una búsqueda no es lo más conveniente. Sin embargo, usando la cabeza y buscando con precisión, el dinero que necesitas está más fácil de conseguir que nunca.

Fuentes: https://www.prestamosfrescos.com/ar/prestamos-online-en-el-acto y https://finaton.com/ar/prestamos/prestamos-en-el-acto

Dejá un comentario