Inicio Cultura Blanco pintó mural de Charly García en un remanso de la tormenta

Blanco pintó mural de Charly García en un remanso de la tormenta

El artista local Jorge Blanco completó, en un remanso de calma climática que se dio en esta serie de jornadas lluviosas, un mural dedicado a Charly García, un genio de la música popular argentina que cumplió años el 23 de octubre.

El mural de Charly se suma a la gran cantidad de trabajos de ese estilo que Blanco ha realizado en la ciudad, especialmente en los últimos tiempos en el paredón del Corralón Municipal frente a la Terminal de Ómnibus pintó varios.

 

“Al mural lo comencé el jueves en medio de una jornada lluviosa que me jugaba una mala pasada. Me arriesgué, aposté a que no lloviera y no se lavara la pintura. No podía faltar este homenaje en las vísperas del cumpleaños de Charly, él siempre nos daba alguna sorpresa a todos los fanáticos. Me ayudó el tiempo y el viernes hice un 80 por ciento del trabajo y el sábado lo concluí”, comentó Blanco, consultado por este medio.

En el Charly es un mural muy gráfico en el que Blanco, sabiendo del vasto repertorio de canciones que tiene llenas de poesía y creatividad, lo dejó sin ninguna frase: “Me sustraje a la idea de Say no more, no digas nada, solo remítete a lo que ves y escuchas. Entonces hago una simplificación en dos etapas de su carrera que son fundamentales y como paradigmáticas. En Clics Modernos Charly hace un cambio bastante importante a como venia y surge un Charly nuevo. También voy hacia adelante y me paro en La hija de la lágrima que para mí es un disco experimental y es un experimento que le salió perfecto, porque si bien existían los formatos comunes de la discografía en cuanto al corte de canciones, él hace como siempre nos tiene acostumbrados y es un adelantado en años, como si escucharas una sola canción en todo el disco. Están muy bien elegidas las canciones y colocadas. La hija de la lágrima es un disco que me identifica en cuanto a la actividad artística de auto-referencia, auto-promoción. El decía si no me hago propaganda yo quien me la hace, vendía su propio personaje con destreza propia de quien necesita mantenerse en el mercado. Es un artista en todo sentido, hasta en la pintura ha hecho tapas de discos como Tango 4 ó Rock and roll yo”, amplió Blanco.

Lo cierto es que en la serie de homenajes de Blanco que se ven en las paredes de calle 35 y 104 no podía faltar Charly y en el mural la simbología tiene que ver con sus discos, e incluye el sello “Say no more” y un pequeño logotipo que dice “me tiré por vos”, que recuerda la imagen de cuando se tiró de un noveno piso en altura en un hotel en Mendoza y cayó dentro de una pileta.

“Fue uno de los mejores murales que hice”, remarcó Blanco.

Dejá un comentario