Inicio Politica Izquierda cuestiona la “hermética” visita de Trotta

Izquierda cuestiona la “hermética” visita de Trotta

“La visita del Ministro Trotta sucedió bajo un hermético secreto. De hecho, la comunidad educativa se enteró por los medios locales horas después de los actos protocolares”, cuestionó Pablo Demarco, integrante de Tribuna Docente y el Partido Obrero Mercedes.

“El acto relámpago sin anuncios tiene su lógica. Trotta y Ustarroz trataron de esquivar cualquier tipo de movilización de docentes y/o trabajadores de la educación que le presentara al ministro las decenas de reclamos que vienen amuchándose bajo la pandemia”, dijo el dirigente político, y señaló que la visita de Trotta “coincidió con las Jornadas de perfeccionamiento que las escuelas mercedinas realizamos, con la supuesta intención de preparar el protocolo de retorno de los chicos a los salones”.

 

“Pero lo que parecía un debate técnico/sanitario, termino siendo una construcción colectiva de un balance de la situación de las escuelas. Los docentes, directivos y auxiliares, señalamos que no hay condiciones para el retorno en 2020. A los problemas edilicios con los que contamos, se le suma la pandemia, y el hecho de la falta de personal en las instituciones” afirmó Demarco.

“En varias escuelas se señaló la necesidad de aumentar la plana de compañeros/ras auxiliares, ya que las medidas de higiene y limpieza deben maximizarse. En otras escuelas, como la 15, se viene reclamando por la construcción nada más ni nada menos que de un baño. En otros colegios ya nos plantearon la ausencia de insumos para imprimir documentación, los problemas con el agua potable se extienden en otras tantas. Todo esto no encuentra una solución inmediata porque el Gobierno Nacional acaba de presentar un presupuesto que ajusta el presupuesto educativo”, expresó Demarco.

Claramente, lo que el ministro vino a presentar de la mano del intendente y el presidente del Consejo es como se dice vulgarmente un “engaña pichanga”.

“Hagamos un ejercicio de reflexión: hay una pandemia, por ende es necesario reforzar las instituciones educativas y el gobierno recorta presupuesto. Claramente, lo que el ministro vino a presentar de la mano del intendente y el presidente del Consejo es como se dice vulgarmente un “engaña pichanga”. Trotta anunció que para preparar las escuelas mercedinas habrá 1.660.000 pesos, lo que significa 17.659 pesos con 57 centavos para cada escuela. Más que un plan contra el Covid, Trotta nos invita a un juego de ingenio, consistente en gestionar la miseria presupuestaria”, objetó Demarco, para quien “es comprensible el disgusto de los profesores/ras al enterarse de la visita del ministro vía las redes, incluso de los directivos, que ni siquiera fueron invitados para la ocasión”.

Tal cual plantea, “el horno no está para bollos”: “Trotta, Kicillof y compañía deberían explicar por qué no hay concursos para tomar los cargos de auxiliares, cuando hay una demanda de los directivos en asegurar la plana de compañeros que juegan un rol sumamente importante a partir de la pandemia, y además hay decenas de compañeros sin trabajo. Incluso el Consejo Escolar los convocó para trabajar en el reparto de alimentos, sin siquiera asegurarles los materiales mínimos de cuidado, o de pagar un plus a aquellos compañeros que trabajan en la descarga, organización y distribución de la mercadería para todas las escuelas. Como vemos la precarización laboral es un sello de fuego de las administraciones peronistas que nada tienen para envidiarle a las anteriores. Pero también faltan cubrir cargos en la administración y cursos, los Actos fueron a cuentagotas y en algunos casos hubo cursos con ausencia de profes durante meses, esto por responsabilidad del ministerio que no realizaba los Actos Públicos”, dijo.

Por otra parte, en su análisis Demarco señaló que “la frutilla del postre es la foto que acompaña la gacetilla oficial: Trotta y Ustarroz acordaron llevar la escuela 13 al edificio (hoy en desuso) del Cens. Es decir, Ustarroz y compañía tiran a la basura el proyecto de edificio propio, para reciclar el del Cens, que no presenta las condiciones necesarias para el funcionamiento (y muchos menos crecimiento) de una escuela secundaria. Pero además, desbanca al propio Cens que hoy funciona en la centenaria escuela primaria 2”.

“Ustarroz y Pisano le ponen el moño al paquete explosivo de Vidal, que avanzó con el deterioro de los edificios en toda la provincia”, opinó Demarco y llamó a la docencia de Mercedes como de toda la provincia a “luchar por derrotar la orientación de ajuste y precarización que el gobierno de Kicillof y Fernández intentan implementar”.

“Nuevamente la defensa de la educación está en manos de los docentes y estudiantes”, concluyó Demarco.

Dejá un comentario