Inicio Bienestar Tips para unas fiestas más saludables

Tips para unas fiestas más saludables

Por la Dra. Virginia Busnelli

Se acercan las fiestas de fin de año y con ello la oportunidad de volver a encontrarnos, de compartir con amigos y familiares, de festejar y de reunirnos en torno a una mesa en la que la comida suele tomar un papel protagónico. No podemos negar que los platos que suelen estar presentes en estos eventos, en la mayoría de los casos, tienen exceso de grasas, azucares, sodio y calorías, no son los mejores amigos de una alimentación saludable. A demás de la abundancia de estas comidas también está muy presente el alcohol, desde que llegamos hasta que nos vamos.

 

Sin que el alimento sea nuestra principal preocupación de la noche, acá les dejo algunas herramientas para que, en el momento de enfrentarnos a la mesa navideña o de año nuevo, podamos elegir conscientemente y evitar el atracón, que luego viene acompañado de culpa y malestar.

NO llegues al momento del encuentro con un hambre voraz. Para ello es muy importante repartir las ingestas a lo largo del día y evitar los ayunos muy prolongados. Te recomiendo desayunar, almorzar y merendar el día de la fiesta, ya que si llegamos a la cena con mucho apetito por no haber comido durante el día tendemos a elegir los alimentos más calóricos y grasos y a perder el control de lo que consumimos. El objetivo es tratar de llegar a la comida de celebración con un apetito moderado que nos permita disfrutar sin ansiedad ni excesos

¡Rompe tradiciones! Anímate a armar preparaciones nuevas, acordes a tus gustos y más saludables, en las que el ingrediente principal sea la verdura o la fruta. Proba ensaladas nuevas, coloridas y frescas. Decora los platos con hortalizas crudas, cocidas y frutas de estación, ya que incluirá volumen y fibra a la comida, lo que aumentará la sensación de saciedad.

Servite un plato lindo y que te apetezca. Ante la abundancia de opciones te recomiendo que elijas las que prefieras y te las vayas sirviendo en UN plato hasta que vos creas que esté lleno y es suficiente. De esa forma vas a estar más consciente de lo que comes, el picoteo constante nos hace perdernos entre tanta comida y probablemente comer mucho más.

¡Y con el postre lo mismo! No te voy a recomendar que te prives de las opciones ricas y tentadoras que ofrece la mesa navideña. Pero sí que te sirvas en un plato un poco de todo lo que quieras probar, incluyendo aquí también garrapiñadas, mazapán y turrones. Arma TU plato de postre, e intenta no repetirlo. Si el plato tiene muchas frutas mejor.

Toma agua. Cuando tenes sed tu cuerpo te pide agua, no gaseosas, alcohol o jugos. Deja para el brindis o para un momento especial de la noche estas otras opciones. De más estar decir que si las podes y querés evitar mucho mejor.

Conéctate con el momento de comer. La música, las personas que no vemos hace mucho, los temas de conversación y el ambiente propio de las fiestas hacen que, por más que tengamos la comida como centro, comamos sin sentido, sin consciencia de mi cuerpo y del plato que tengo en frente. Te invito a que te animes a comer lento, saborear cada bocado y sentir como impacta en nuestro organismo.

Vivamos estas fiestas siendo conscientes de nuestro cuerpo, agradeciendo el momento y la vida y, también, disfrutando de la comida, sin que esta sea la principal protagonista de la noche, dejémosle eso al encuentro con los que más amamos. ¡Felices fiestas!


Dra. Virginia Busnelli, (MN 110351), Médica especialista en nutrición y directora del Centro de Endocrinología y Nutrición CRENYF

Dejá un comentario