Inicio Seguridad Uno de cada 4 mercedinos usa casco en moto

Uno de cada 4 mercedinos usa casco en moto

A través de la plataforma Zoom se llevó adelante este miércoles por la tarde la presentación de los resultados del Estudio Observacional de Motociclistas de Mercedes con un intercambio con los medios locales.

Desde el área de Seguridad de Motociclistas de la Agencia Nacional de Seguridad Vial compartieron los resultados del estudio en Mercedes. “No solo es el tema del uso de casco sino que forma parte de un plan de medidas que trabajamos en forma conjunta con la secretaría de Seguridad de Mercedes, para reducir la siniestralidad y las víctimas fatales, con medidas para incrementar el uso de elementos de seguridad”, detalló en principio Corina Iturbe, de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que fue una de las funcionarias que realizaron la ponencia.

“Mercedes trabaja hace años en diferentes planes de seguridad vial, muy bien y con mucho esfuerzo. Esto ha sido una profundización de un tema particular, este plan se desarrolló en junio de 2020 de manera conjunta se trabajó en 10 medidas y ejes de acción. Algunas ya fueron desarrolladas como la campaña de comunicación, la emisión de licencias, se capacitó a los evaluadores, se capacito para el control y fiscalización del municipio y policía y hubo varias acciones”, agregó Iturbe.

Por su parte, la doctora Clara Zunino, secretaria de Gobierno del municipio, agradeció la participación de los medios en la difusión y a la ANSV. “Desde 2015 se diseñó un plan local de seguridad vial que tomó como modelo el antiguo plan que tenía la Agencia previo a 2015. Por eso lo primero fue crear un observatorio de seguridad ciudadana y seguridad vial, para conocer los datos que no teníamos”, dijo la responsable del municipio.

En este sentido destacó la infraestructura, equipamiento y la posibilidad de hacer estudios que no están al alcance del municipio para determinar cómo seguir. “El plan es muy serio, con ejes concretos que se ejecutaron durante todo el año, y la articulación es necesaria entre todos los niveles del Estado para generar un cambio en la cultura vial. Por ello agradecemos el trabajo que se realiza”, afirmó.

Gonzalo Anselmo, Sub Secretario de Seguridad del Municipio, también agradeció el intercambio y esfuerzo compartido. “Es un honor que la Agencia haya elegido nuestra ciudad como modelo para la implementación de este programa y políticas públicas que buscan cuidar la vida”, dijo y destacó a los equipos de trabajo que se han hecho presentes en Mercedes y han realizado capacitaciones para inspectores y personal policial, así como las observaciones realizadas. Anselmo también felicitó a la coordinadora Nancy Okos, “una persona idónea que nos va guiando con su enorme trayectoria y gran sapiencia sobre la temática”, y a su equipo de trabajo en el área de Seguridad.

Retomando, Corina Iturbe resaltó el trabajo conjunto ya que “las medidas aisladas no dan resultado ni funcionan”. “Esto es un gran esfuerzo”, dijo y presentó a la licenciada Jésica Azar, quien es Directora de Investigación Accidentológica en Observatorio Nacional Vial en Agencia Nacional de Seguridad Vial y presentó el estudio.

“Haber hecho esto en un municipio es muy bueno. Medir, evaluar y analizar el impacto de las políticas y sus resultados es parte del plan. Vamos a ver una acción que es parte de un plan constitutivo de la seguridad vial de los motociclistas del municipio”, dijo Azar.

El objetivo fue determinar la tasa de uso de elementos de seguridad vial, en este caso el uso de casco de motocicletas y luces reglamentarias en motos. Además los ocupantes y su uso de cascos y los factores de distracción en los conductores, así como el respeto del semáforo.

“El municipio participó activamente en distintos puntos de observación, estratégicos y dispersos en el territorio. Hubo seis puntos y la muestra es objetiva de lo que sucede en el municipio”, destacó. “Además se observó días hábiles y los fines de semana en distintos horarios”, indicó.

El trabajo de campo fue el 18 y 19 de diciembre con 2032 vehículos y 2798 ocupantes. 65 por ciento de género masculino, y 35 por ciento femeninos.

En cuanto al uso del casco se notó que es uno de cada cuatro motociclistas. “Solo el 22,8 por ciento iban todos protegidos. 24 por ciento el conductor, pasajero 1 10.8 por ciento, por lo que uno de cada 4 usa casco, y más las mujeres que los hombres, 28.1 contra 22.2 en el caso del conductor. A nivel nacional se ve que usan menos las mujeres, en este caso se ve que se cuidan más que los hombres”, destacó Azar.

En cuanto a la edad, los jóvenes tienden a protegerse menos que los adultos. “En baja edad se usa el 17 por ciento y a medida que aumenta la edad el uso aumenta. Los jóvenes se exponen más a los riesgos, eso lo sabemos y lo seguimos corroborando”, dijo la mujer sobre los estudios en Mercedes.

También se discutió sobre la diferencia entre motocicleta y ciclomotor, que tiene que ver con la velocidad máxima que alcanzan y la cilindrada. “Si pasan los 50 km dejan de ser ciclomotores. Y los eléctricos es obligatorio que usen patente, espejos, cascos, licencias y seguros”, remarcó Jorge “Yuyo” Rubino, Responsable del Área de Seguridad de los Motociclistas de la ANSV. “En el Registro Automotor no tienen conocimiento de patentamientos ni normativas y nos dicen que no las van a patentar”, aclaró Nancy Okos sobre los registros para las motos eléctricas.

En tanto, consultada la coordinadora Okos sobre cuál es la evaluación de esto que se logró, esta concedió que en la previa creía que el número de no uso de casco “sería mucho mayor”: “Desde el lugar nuestro no hicimos nunca un estudio tan puntual y cuando uno sale a la vía pública pareciera que el porcentaje es mayor, y yo creo que en época de escuelas sería mayor. Pero esta calidad de estudio y compromiso es la primera vez que lo tenemos. Con esto podemos comenzar a trabajar y pensar objetivamente”, remarcó.

En lo puntual de los números, también quedó en claro que en Mercedes uno de cada diez niños que circula en moto lleva casco. En el estudio se identificó que 16 por ciento de los observados transportaban menores, y de ellos los usuarios vulnerables son el 10.2, es decir que 1 de cada 10 los lleva con casco.

En cuanto al uso de luces reglamentarias es del 38.8 por ciento. Y los factores de distracción como comer, fumar o usar celular son el 23.4 por ciento. De estos, uno de cada diez lleva casco colgando y no lo usa en la cabeza.

En tanto, un 73.7 respeta el semáforo y el resto se adelanta. Además en el encuentro con los medios y la presentación del informe también se habló de la necesidad de abordar la inseguridad vial integralmente.

Punto por punto

  • Solo el 22,8% de los vehículos circulan con la totalidad de sus pasajeros protegidos por el uso del casco. En cuanto al uso por posición, es el conductor quien más lo utiliza.
  • Por género, las mujeres son quienes utilizan el casco en mayor porcentaje, tanto ocupando el lugar de conductoras, como en la posición de acompañantes (Pasajero 1).
  • El uso del casco, tanto en posición de conductor como de acompañante, es menor en los jóvenes hasta los 35 años. A partir de esa edad el porcentaje de uso aumenta progresivamente.
  • Los perfiles para cada posición de pasajero indican que como conductores son los hombres jóvenes quienes presentan mayor exposición al riesgo, mientras que en las posiciones de acompañantes el riesgo es mayor para las mujeres y los de menor edad.
  • Entre la proporción de vehículos observados que transportan al menos un menor de edad (16,4%), solo el 10,2% usa casco.
  • Los principales factores de distracción detectados entre los conductores son la carga del casco sin ser utilizado (43,9%) y la portación de objetos (39,4%).
  • El uso de luces diurnas es significativamente bajo (38,8%).
  • El respeto del semáforo alcanza al 73,7% de los vehículos observados, siendo las mujeres y los adultos, especialmente los mayores de 50 años, quienes más respetan las señales. Entre los conductores menores de 18 años el respeto del semáforo es de apenas 44,2%, muy por debajo de la media del municipio.

Dejá un comentario