Inicio Bienestar En la Argentina se producen entre 40 y 50 mil infartos de...

En la Argentina se producen entre 40 y 50 mil infartos de miocardio al año

El infarto agudo de miocardio se ha convertido en la primera causa de muerte en la República Argentina con unas alarmantes cifras que van desde los 40 mil a 50 mil muertes por año, aunque según la Fundación Femeba, el número podría ser mayor debido a que el 40 % de los casos no se llegan a atender en un centro de salud. Enfermedades crónicas como la hipertensión, obesidad o estrés son unas de las principales causas.

¿Qué es el infarto agudo de miocardio?
El infarto agudo de miocardio o ataque al corazón es la muerte de una porción del músculo cardiaco producido por la obstrucción del paso de la sangre en su recorrido por las arterias coronarias. Esto se produce por la acumulación de placas de colesterol, lípidos y células inflamatorias en las paredes de las arterias, ocasionando que el corazón no reciba la sangre y oxígeno que necesita.

Existen dos tipos de infarto de miocardio: infarto de miocardio con onda Q, que consiste en la muerte de una zona del corazón y el infarto sin onda Q, que afectan a arterias más pequeñas.

Síntomas
El síntoma principal es un dolor agudo en el pecho, descrito por pacientes como tener una intensa presión en la zona. El dolor puede recorrer otras partes del cuerpo como la mandíbula, hombro y brazo izquierdo, a su vez se puede presentar sudoración y palidez. En raras ocasiones el infarto puede ser indoloro o desarrollar molestias en el estómago acompañado con náuseas.

Otros síntomas son: fatiga, mareos, falta de aire y ritmo cardiaco anormal.

 

Causas

  • Atero-trombosis: coágulos de sangre que obstruyen las arterias coronarias.
  • Enfermedades del corazón como la arritmia e insuficiencia cardíaca.
  • Tener una vida sedentaria.
  • Padecer obesidad, hipertensión, insuficiencia renal o diabetes.

 

¿Cómo prevenir?

  • Dejar de fumar.
  • Tener a la mano un oxímetro de pulso para controlar la saturación y ritmo cardiaco.
  • Tener controlada la presión arterial revisando periódicamente con un tensiómetro.
  • Realizar actividad física con la aprobación de un médico.
  • Iniciar una dieta saludable con preferencia a la fibra y ácidos grasos insaturados como el aceite de oliva.
  • Reducir la ingesta de alcohol o eliminarlo en su totalidad.
  • Descansar correctamente.
  • Realizar actividades anti estrés como yoga o acudir a centros de masajes.
  • Realizar una revisión médica cada año.

 

Pronóstico médico
Según los datos de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), un 30 % de los pacientes infartados fallecen antes de llegar al hospital. Los que son atendidos en los centros médicos suelen tener un riesgo de muerte mucho menor, pero aún así sigue siendo peligroso por algunas complicaciones que suelen ocurrir, como una rotura cardiaca o insuficiencia cardiaca aguda.

 

Dejá un comentario