Inicio Ambiente “Todos tienen que tener su huerta”

“Todos tienen que tener su huerta”

Desde la ONG Plan País, “una red ciudadana de inteligencia colaborativa”, se han propuesto lograr una mayor interacción de los niños con la naturaleza y los procesos de desarrollo biológicos. El proyecto “Una casa, una huerta” es uno de los que han generado y con los que pretenden lograr políticas públicas de Estado que trasciendan los ciclos políticos.

Dentro de ese plan de mirada macro, esta ONG diseñó uno específico para el agro con foco en la bioeconomía y la tecnología, para fomentar por ejemplo la producción de las economías regionales. Es allí donde se incluye el programa de la huerta, que consiste en la entrega de materiales educativos y prácticos para la realización de cultivos sencillos, para el consumo personal.

Tal cual se comenta en Bichos de Campo, medio que entrevista justamente al ingeniero Fernando Lapolla, “la campaña arranca con cultivos para todo el año: acelga, espinaca, rabanitos, lechuga, remolacha, ciboulette. Entregamos las semillas con un instructivo que dice la forma de siembra, la distancia entre plantas, y los días aproximados que pasan hasta la cosecha. Y también un paso a seguir para armar la huerta, que aclara cómo elegir el lugar y cómo seleccionar la especie según el tipo de espacio disponible”.

Fernando Lapolla, ingeniero agrónomo y miembro de Plan País, explicó en este sentido que la entrega de los materiales se realizará en coordinación con distintas instituciones, especialmente aquellas educativas, que podrán aplicar para este programa a través de la web de la organización. El proyecto se financiará a través de los aportes de sus voluntarios.

El foco no estará puesto en los debates sobre la producción orgánica o la agroecológica de forma específica, pero sí en el cuidado del medio ambiente, de los recursos y del uso racional de fertilizantes y otros productos

“Vamos a empezar de abajo hacia arriba, de los chicos a los padres, para que cualquier persona la tenga. No es un programa comercial”, señaló Lapolla y agregó: “Creemos que los beneficios más importantes que de tener una huerta es fomentar el contacto con la naturaleza a través de las plantas, estudiar y conocer el proceso de crecimiento, observar el desarrollo de los seres vivos, valorar el agua y no malgastarla, entre otros. Todo esto genera un hábito de despertar curiosidades, ingenio, de tener paciencia”. Y dejó en claro que el foco no estará puesto en los debates sobre la producción orgánica o la agroecológica de forma específica, pero sí en el cuidado del medio ambiente, de los recursos y del uso racional de fertilizantes y otros productos.

“Todos tienen que tener su huerta”, insiste Lapolla al ser consultado por Noticias Mercedinas y asegura que seguirán adelante con este programa, desde Plan País, red ciudadana de inteligencia colaborativa cuyo objetivo es “la elaboración de un detallado Plan País compuesto por Políticas de Estado que, junto al cambio cultural que las sostenga, trasciendan a los ciclos políticos y permitan el desarrollo de una Argentina Federal Republicana, pujante, productiva, en crecimiento y creativa para incluir a todos”.

 

Dejá un comentario