Inicio Cultura Sinfónica Provincial de Bahía Blanca e Ignacio Ares, en concierto

Sinfónica Provincial de Bahía Blanca e Ignacio Ares, en concierto

El domingo 5 de agosto Pro Arte Mercedes – Centro de Egresados del Colegio Nacional Florentino Ameghino – propone un concierto de proporciones épicas que estará a cargo de la Orquesta Sinfónica Provincial de Bahía Blanca con la participación especial, como solista, del maestro Ignacio Ares.

Se entiende por épico, algo grandioso, fuera de lo común y no es erróneo afirmar que el concierto que presentará Pro Arte Mercedes, goza de estas características. En él se reúne a dos grandes músicos rusos del período romántico – Sergei Rachmaninoff y  Modest Mussorgsky para concluir con un compositor y director de orquesta alemán, representante del romanticismo tardío, que influyó grandemente en el desarrollo de la música del siglo XX: Richard Strauss.

En el programa podrán escucharse las siguientes obras: 

  • Concierto Nº 2 de Rachmaninoff
  • Cuadros de una Exposición de Mussorgsky – versión orquestada por Maurice Ravel –
  • “Don Juan” de Strauss

 

Acerca del Concierto Nº 2 de Rachmaninoff para piano y orquesta: Sergei Rachmaninoff, compositor y pianista ruso, nació en Oneg (Novgorod), en 1873 y murió en California en 1943.

A los nueve años ingresó en el Conservatorio de San Petesburgo, trasladándose tres años más tarde al Conservatorio de Moscú, para estudiar con Taneieff (composición) y Arensky (armonía), trabando amistad, después, con Tchaikovsky, quien tuvo gran influencia en la evolución artística de Rachmaninoff.

Su primera obra fue una ópera en un acto – “Aleko”  –  y lo convirtió en la estrella del Conservatorio de Moscú como compositor, al punto que en su graduación recibió la máxima distinción de esa casa de estudios: La Gran Medalla de Oro – 1892 -. Tenía 19 años.

Esta suerte temprana fue seguida, sin embargo por un retroceso. En 1899 fue invitado a Londres, donde interpretó su Concierto para Piano Nº 1, pero su visita no tuvo éxito.

No fue más afortunado en su patria pues su Primera Sinfonía, también fracasó estrepitosamente.

Estos reveses afectaron su mente hasta tal punto que abandonó la composición. Rachmaninoff había tocado fondo. Es entonces que sus primas lo instan a
visitar a un médico, psicólogo especializado que empleaba
la hipnosis para sus tratamientos y, además,  era un gran amante de la música: el Dr. Nikolai Dahl quién lo trató en Moscú. En él Rachmaninoff no solo encontró a un terapeuta sino también a un gran amigo.

Uno de sus grandes biógrafos, Víctor Seroff, escribe en la página 89 de su biografía: Entre enero y abril de 1900, Rachmaninoff visitó diariamente al doctor Dahl, y si
hemos de atenernos al testimonio del interesado, éste se limitaba durante ese tiempo a
sentarse semidormido en una silla de brazos mientras el doctor Dahl repetía la
sugestionante fórmula: «Usted empezará a escribir su Concerto… Usted lo escribirá con gran facilidad… El Concerto será de excelente calidad…»

No es posible aseverar, a ciencia cierta, si los hechos fueron tales como afirma el biógrafo pero lo cierto es que Rachmaninoff comenzó a mejorar y retomó su actividad como compositor. Así crea el Concierto Nº 2 para piano y orquesta. La obra se estrenó en Londres  en 1901  con el propio compositor como solista y las palabras de su médico – a quien dedicó la obra – fueron una profecía (autocumplida). La obra
fue un rotundo éxito.

La pasión romántica, la viveza rítmica y el encanto de la obra, cautivaron tanto al público como a la prensa y no tardó en convertirse en uno de los conciertos para piano más frecuentemente interpretados.

Rachmaninoff fue, sin duda, un músico de una gran fuerza creadora y un sentido de la armonía sumamente desarrollado. Estas cualidades, junto con su excepcional habilidad técnica e íntimo conocimiento de los instrumentos individuales, proporciona a su música un calor y color propios.

Orquesta Sinfónica Provincial de Bahía Blanca
La primera función de la entonces denominada “Orquesta Estable de Bahía Blanca” fue un 22 de agosto de 1959, gracias a gestiones de los periodistas Miguel A.Cavallo, Alberto Fantini, José Escariz, Antonio Schulz, Alberto Guala, Omar Meloni, los diarios “La Nueva Provincia “ y “El Atlántico” y muchas otras figuras e instituciones de la época. El primer director designado fue Simón Blech, pero ante su imposibilidad de hacerse cargo se nombró a Gianni Rinaldi.

Pronto el organismo comenzó a crecer, con concursos para designar instrumentistas que permitieran la ampliación del repertorio.

Su carácter provincial la ha llevado a brindar funciones en casi todas las localidades de la región (Punta Alta, Patagones, Tornquist, San Nicolás, Pringles, Cnel Suárez, y otras, pero también actuó en escenarios de Ushuaia o Fermo (Italia), haciéndose conocer con éxito entre muchos y diferentes públicos.

Ha sido honrada con la visita de directores y solistas de primer nivel internacional, como Pedro I. Calderón, Juan Carlos Zorzi, Jordi Mora, Mario Benzecry, Pia Sebastiani, Horacio Lavandera o Martha Noguera, entre muchos otros.

 Ignacio Ares nació en Bahía Blanca e inició sus estudios con los Maestros Ofelia Rossini y Héctor Baldovino; continuó en el Conservatorio Provincial de dicha ciudad, bajo la guía de Lina Pérez y Fredy Rabazo, donde obtuvo su título de profesor de piano perfeccionándose, más tarde, con los profesores Juan Carlos Arabián y Alexander Panizza. Paralelamente, realizó estudios de análisis musical y armonía con Valdo Sciammarella.

Participó, también, en cursos dictados por grandes Maestros: Mark Zelster, Akiko Ebi, Bruno Gelber, Pía Sebastiani, Nelson Goerner, Ana Stampalia y Silvia Kersenbaum, entre otros.

A través de su sólida formación pianística y su reconocida trayectoria artística, que lo sitúa entre los artistas más destacados de su generación, fue galardonado con diversos premios: “Concursos “Beethoven”, “Il suono e il tempo” y “Ciudad de Necochea”. También fue distinguido con el Premio Estímulo 2010 de la Asociación de Críticos Musicales de Argentina.

Su versatilidad y extenso repertorio es reconocido por críticos y colegas y lo ha llevado a desarrollar una extensa actividad como solista y pianista de música de cámara. Se ha presentado junto a las principales orquestas del país, bajo la batuta de los maestros José María Ulla;  Georg Mais; Bracha Waldman; Gustavo Plis Sterenberg y Guillermo Becerra y otros.

Como puede apreciarse, en el mes de septiembre Pro Arte Mercedes inicia su programación con una propuesta que reunirá obras musicales de excelencia e intérpretes consagrados.

Domingo 5, a las 21:00 por Tele Red. El programa puede seguirse por www.mercedestelevision.com.ar

 

Dejá un comentario