Inicio Politica Banca participativa por viejo problema de pérdidas de agua en el San...

Banca participativa por viejo problema de pérdidas de agua en el San Jorge

En uso de la banca participativa y de parte de los vecinos del barrio San Jorge, la docente jubilada Mónica Tirone expuso en el Concejo Deliberante la problemática de la pérdida de agua potable en calle 108 entre 125 y 139.

«Este es un problema muy viejo, tiene más de 40 años», señaló sobre los caños rotos y las pérdidas que hay en ellos. Corren debajo de la zanja en calle 108. Y Tirone, con paciencia y didáctica docente, señaló esta noche las consecuencias de este problema a los ediles presentes, como vecina.

El problema había sido expuesto previamente en la comuna en enero en el expediente 482/2021, presentado ante el Ejecutivo Municipal, y por nota al HCD con fecha 22 de febrero 2021.

«Son ustedes nuestros directos representantes y al tomar conciencia de lo que sucede esperamos que puedan hacerse las obras necesarias», dijo.

“Ya hemos reclamado por este problema escandaloso en reiteradas oportunidades, ya sea en forma individual o colectiva, con nula respuesta tanto por parte del Ejecutivo actual cuanto del encabezado por la gestión anterior”, dijo y sostuvo problemas anexos de áreas como Salud por “la acumulación de agua en el recorrido de setecientos metros lineales, donde los mismos mosquitos se reproducen plácidamente”; y Medio Ambiente, tema sobre el que “está de más explayarse” ya que “el agua potable es un recurso natural agotable y esencial”: “Pero aquí se lo desperdicia como si no lo fuera”, afirmó Tirone.

“Esta pérdida continua de agua potable implica el derroche de energía eléctrica que es la utilizada para impulsar el funcionamiento de las bombas extractoras, gasto que se realiza sobre la base de los aportes que nosotros, los ciudadanos, efectuamos a través de nuestros impuestos y tasas municipales”, señaló además.

Indicó por otra parte que “varios efectos negativos produce la pérdida continua de agua potable a través de no menos de siete orificios o rajaduras por donde sale a borbotones”.

“Además, el volumen de agua que en forma constante circula en esos setecientos metros a lo largo de la calle 108 la mantiene permanentemente húmeda, ya que obviamente impregna la tierra, provocando la existencia estable de charcos y barro”, sostuvo entre otros conceptos, y objetó el “abandono de mantenimiento de esta vía pública por parte de las políticas municipales”: “Cuando mejoraron las calles del Barrio San Jorge en 2019, obviaron esta vía pública, sin razones expresas, sustanciando así una evidente inequidad”, detalló y señaló asimismo la imposibilidad de tránsito los días de lluvia y al menos por “72 horas posteriores a las precipitaciones”.

Por último remarcó que en esta calle se encentran pozos de agua corriente que alimentan a toda la ciudad, y varios transformadores de energía eléctrica, y que «por años se nos viene cobrando la recolección de residuos pero nunca se hizo».

Dejá un comentario