Inicio Bienestar Los mejores consejos para lidiar con la vuelta a la vieja normalidad

Los mejores consejos para lidiar con la vuelta a la vieja normalidad

Poco a poco se van levantando las restricciones provocadas por la pandemia, lo que ha permitido a la gente volver a vivir más o menos como se vivía antes de la irrupción de la COVID-19. Aunque esto es, sin duda, una buena noticia, no significa que no provoque ansiedad a la gente, ya que la incertidumbre sigue reinando. Si te sientes así, confuso, sigue leyendo, ya que, a continuación te ofrecemos algunos consejos para que te resulte más fácil lidiar con la vuelta a la vieja normalidad.

¿Por qué la gente está nerviosa ante la idea de recuperar la vida de antes?

Volver a la vida prepandémica es todo un reto, ya que la gente se ha acostumbrado demasiado a la vida en línea. Esto ha afectado a todos los ámbitos, desde el laboral hasta los momentos de ocio en plataformas de apuestas tan divertidas como https://es.royalvegascasino.com/. Por tanto, este estilo de vida que hemos llevado durante los últimos meses puede hacer que volver al contacto físico diario cueste. No hay nada raro en ello, ya que la pandemia ha sido difícil de vivir y cada uno siente de una manera particular.

Mostrarse ansioso, por ejemplo, no es para nada anormal cuando tratamos de adaptarnos nuevamente a los patrones previos a la COVID-19. Mientras lo hacemos, es importante cuidar nuestra salud mental. Hay muchas formas de aumentar la tranquilidad a medida que vamos poco a poco acostumbrándonos a este regreso a los viejos hábitos. Toma buena nota de los siguientes consejos:

  • Ve a tu propio ritmo

De pronto, los planes con aglomeraciones y ostentosas reuniones parecen salir de todas partes otra vez. Esto puede hacerte sentir abrumado. No tienes por qué decir que sí a todos los eventos. Ve paso a paso y empieza por recuperar tus actividades diarias anteriores a la pandemia. No tienes motivos para pisar de más el acelerador. Los planes nuevos van a estar ahí siempre, así que no te pongas nervioso y relájate. Ve poco a poco. Sin prisas. Haz lo que te haga sentir bien en todo momento para que poco a poco puedas volver a socializar como antes. Ya habrá tiempo de ir a grandes eventos una vez hayas recuperado la confianza.

  • No vivas en una constante huida hacia adelante

Puede parecerte tentador evitar cualquier tipo de actividad, pero este camino no solucionará nada. Si evitas todo, vincularás la ansiedad a cualquier actividad y, debido a ello, cada vez te será más difícil salir de tu burbuja. Así que, aunque parezca la mejor solución a corto plazo, no te servirá de nada si lo que quieres es avanzar a medio-largo plazo.

En su lugar, puedes empezar por establecer objetivos que vayan exigiendo cada vez más de forma gradual. Empieza por actividades que te resulten enriquecedoras pero que no te exijan demasiado. Por ejemplo, queda con algún amigo íntimo o cítate con tu familia para un café rápido o una buena merienda. A partir de ahí, avanza.

También debes ser sincero con tu familia y amigos (concretamente con los que vayas a ver) para que puedan apoyarte y sepan cómo actuar cuando se reúnan contigo de nuevo por primera vez.

  • Ten cuidado respecto a qué fuentes de información eliges

Hay mucha información ahí fuera, por lo que debe asegurarse de que la información que consultas y de la que tomas notas procede de fuentes fiables. Si algo te parece extraño, contrasta la información. No te dejes llevar sin más. También hay que tener en cuenta que limitar la cantidad de información a la que uno se expone puede ser una buena idea, ya que, a más información que procesar, más posibilidades de sentir ansiedad. En todo caso y en última instancia, fíate únicamente de las publicaciones oficiales.

 

Dejá un comentario