Inicio Sociedad Scheinig celebró la Misa de Nochebuena en el Hogar «Divina Providencia»

Scheinig celebró la Misa de Nochebuena en el Hogar «Divina Providencia»

El Padre Obispo Jorge Eduardo Scheinig celebró la Misa de Nochebuena en el Hogar «Divina Providencia» de la ciudad de Mercedes, junto a las abuelas residentes y la comunidad de las Hermanas Pobres Bonaerenses que animan la vida en el Hogar.

En su homilía, el Padre Obispo recordó que “Dios se hace presente en las cosas simples de la vida y solamente las personas de fe, pueden darse cuenta que allí está Dios. Dios está presente en lo humilde, lo pequeño, en lo frágil, en los más pobres, en los enfermos”.

“Solamente las personas de fe nos damos cuenta que ahí está Dios y cuando lo hacemos, sabemos de verdad, en el corazón, que no estamos solas, que no estamos solos”, dijo.

“Dios está. Dios está con nosotros. Dios está, en ustedes, en la mesa compartida, en los gestos de cariño, de paciencia… Dios está en el mundo y mucha gente hace presente a Dios en muchas cosas que no van a salir en la televisión, pero tenemos la certeza de que Dios está acompañándonos», agregó.

Al finalizar su mensaje, el Padre Obispo compartió una experiencia vivida hace unos atrás. “Recuerdo que cuando era párroco, celebrando la Misa de Navidad en una capilla muy pobre, pregunté a las mamás presentes cómo era la cuna que habían preparado a sus hijos recién nacidos. Una de ellas, expresó que la cuna para su hijo habían sido 2 sillas, enfrentadas una con la otra. La vida de su hijo era tan importante, que no importaba cómo era su cuna, sino cuidar esa vida. Una mujer de fe, capaz de ver esa presencia de Dios», indicó.

«Pidamos a Dios que en esta Nochebuena, nos de esa fe, llena de confianza, de ternura»,  planteó y rezó para que bendición del Niño Jesús llegue a las residentes y religiosas del Hogar, a todas las familias, a nuestra iglesia, sacerdotes, diáconos, religiosas, religiosos, laicas, laicos, a los que más sufren, los enfermos, los más pobres, que Dios bendiga toda vida.

Dejá un comentario