Inicio Regionales Libro «Una perra de mil años» se presentó en San Andrés de...

Libro «Una perra de mil años» se presentó en San Andrés de Giles

Alentado por miembros de mi propia familia -que viven desde siempre en la vecina ciudad y colaboran con esta prestigiosa Institución- el escritor mercedino Oscar Dinova fue invitado por la Biblioteca Popular Alberdi a presentar su último libro “Una Perra de Mil Años”, las mágicas aventuras de un jovencito y Negrita, su mejor amiga.

«No podíamos tener un mejor ámbito, la Biblioteca Alberdi es un lugar acogedor, luminoso, rebosante de libros y de entusiasmo, de calidez y de ganas de acercar la cultura a sus convecinos. Ellos se acercan a sus instalaciones -sin importar edad ni condición- para retirar libros, sentarse a leer o escuchar una presentación», destacó Dinova, quien estuvo rodeado de amigos, primas, alumnos y docentes de 6to Año de su querido CEPT N°2, alumnas y profesores del 2do Año del Profesorado de Enseñanza Primaria y muchos vecinos de esa ciudad, donde pudo insertarse laboralmente al regresar del exilio, allá en un lejano 1988.

«Empezamos a disfrutar de la lectura recordando algunos de los divertidos percances que trajo aparejada la creación de la segunda escuela de alternancia de la Provincia de Buenos Aires. Luego, viajamos a las postrimerías de los años ´60 donde “una pequeñita figura en traje de colombina, con el pelo muy cortito y brillante y una colita cortita, casi ridícula, llegara a nuestra casa para hacer las delicias de sus habitantes…” Era Negrita y pronto fue la dueña y señora de nuestro hogar y del alma de sus habitantes. Repasamos, a emoción pura, algunas de las anécdotas más increíbles que ella originó en sus breves años de vida y que yo escribiera cumpliendo una promesa en el momento de su despedida. Aventurera audaz en el lejano oeste de nuestros patios, guardiana incansable de una pareja de palomas mensajeras, amiga entrañable de una tortuga llamada Chirola y leal compañía en los momentos en que la vida nos trae sus primeros desgarros, conocemos las primeras dolorosas pérdidas. Pudimos reír, reflexionar y emocionarnos en el mejor atrio que puede tener un libro de cuentos; una biblioteca colmada y un auditorio sensible. Llegó el final y junto con él, las últimas emociones; el abrazo con mi hermano después de una larga separación, los libros dejados en donación, los abrazos y las dedicatorias firmadas», dijo Dinova, escritor y narrador de historias.

1 COMENTARIO

Dejá un comentario