Inicio Campo Continúan los análisis de triquinosis entre Salud y CEPT Nº4

Continúan los análisis de triquinosis entre Salud y CEPT Nº4

Desde el viernes 10 de junio empezaron a realizarse análisis de triquinosis en carne de cerdos destinados al consumo familiar en el laboratorio del Centro Educativo para la Producción Total (CEPT 4) en un convenio con la Secretaría de Salud.

Esto forma parte de la implementación del Proyecto “Atriqui la Triqui”, que vienen trabajando los profesores del Área de Ambiente Sustentable junto a los estudiantes.

La triquinosis es una enfermedad parasitaria endémica que puede afectar a personas que consumen carne mal cocida, chacinados y embutidos elaborados con carne de cerdo o de animales silvestres como el jabalí o el puma, que contienen en sus músculos larvas de parásitos del género Trichinella.

“Es un proyecto que venimos trabajando hace unos años con el equipamiento del Laboratorio escolar. En 2020 el proyecto fue tomando forma desde el Área de Promoción de un Medio Ambiente Sustentable y ahí se le dio por nombre “Atriki con la triqui”. El proyecto no sólo ofrece un servicio a los productores familiares de hacer en forma gratuita el análisis de triquina sino que tiene varios objetivos más. Esto no sería posible sino fuera por la cogestión con la Dirección de Salud que es la que tiene a cargo el análisis de las muestras propiamente”, explicó el director del CEPT 4 Fabián Rodríguez.

En Mercedes, la cantidad de embutidos que se producen en nuestra zona es de tal magnitud que su consumo trasciende ampliamente los límites de nuestro partido. Mucha de esta producción es de tipo casero y carece de los controles adecuados para su consumo. La cotidianidad de los estudiantes secundarios que concurren al CEPT 4 y sus familias no escapa a esto y se encuentra atravesada por el folklore de “las carneadas” como una de las principales tradiciones familiares. Es por esto, y por tratarse de una escuela agraria, que el proyectó cobra mayor significatividad.

Convenio y análisis
Por medio de ese acuerdo se estableció que los días viernes se estarán realizando los análisis en el laboratorio del establecimiento educativo. Los análisis están a cargo de la veterinaria Tamara Frasceschelli y colabora personal docente del área de Ambiente Sustentable capacitado en la realización de la parte técnica. El servicio es gratuito y está destinado a productores familiares de la zona de influencia del CEPT 4, quienes deben llevar una muestra fresca de entraña (diafragma) de 200 gr, refrigerada, de cada animal faenado. Las muestras se reciben todos los viernes de 8 a 10 de la mañana y en el trascurso del día se avisa al propietario el resultado del análisis. El primer análisis se realizó el viernes 10 de junio, arrojando un resultado negativo para la detección de larvas de Trichinella spp.

Además de prestar este servicio tan importante para toda la comunidad rural, este proyecto permite a los estudiantes de ciclo superior de la tecnicatura en producción agropecuaria, capacitarse en la realización de la técnica, adquiriendo habilidades y competencias propias del perfil de egresados de la institución.

“Con este proyecto estaremos alentando vocaciones científicas en nuestros estudiantes, promoviendo el consumo y la producción responsable, las buenas prácticas de manufactura, y estaríamos generando el hábito a los productores rurales de analizar sus animales antes de elaborar, previniendo así los posibles riesgos de contraer la enfermedad. Estoy segura de que la implementación de este proyecto aporta un granito de arena más al enorme trabajo que está desarrollando el Ministerio de Asuntos Agrarios en materia de prevención de Triquinosis”, analizó la docente María Aprille, quien está a cargo de esta responsabilidad en el CEPT 4.

Dejá un comentario