Inicio Ambiente Maneras de detectar picudos rojos en las palmeras

Maneras de detectar picudos rojos en las palmeras

En Uruguay se ha detectado hace unos meses atrás la presencia de una plaga que ataca desde adentro a las palmeras, siendo estas muertas en grandes cantidades a lo largo de todo el país.

Se considera entonces este problema como muy grave y se ha declarado por parte de la Dirección General de Servicios Agrícolas una alerta fitosanitaria que puede llegar a afectar a varias zonas del país ya que en esta época del año es que se debe comenzar a detectar de forma temprana las larvas que se forman dentro e infectan las palmeras, ya que luego en primavera los insectos estarán más desarrollados y comenzarán a atacar a una mayor cantidad de plantas.

Muchos se preguntan entonces cuáles son las formas más factibles y recomendables para detectar y matar el problema desde raíz para evitar que en un futuro se llegue a algo mucho peor y mueran más cantidad de palmeras. Es por esto que en este artículo te contaremos más acerca de detección temprana del picudo rojo en las palmeras.

¿Qué es y cómo ataca el picudo rojo en las palmeras?

Para comenzar, hay que entender primero cómo es este insecto y cuál es su forma de atacar y perjudicar a las palmeras, para luego poder conocer mejor las formas en las cuales evitar que se siga expandiendo, reproduciendo y dañando más.

El picudo rojo, que lleva el nombre científico de Rhynchophorus ferrugineus, es una plaga que se desarrolla de forma temprana en el interior de las palmeras, particularmente de las especies de Phoenix Canariensis que son las que más abundan en las zonas de Canelones en Uruguay.

Este insecto comienza siendo una larva que mide comúnmente unos 5cm de largo y durante 3 a 6 meses de desarrolla llegando a ser un insecto adulto de un color rojizo medio marrón, con manchas negras, bastante grande y similar a un escarabajo y una cucaracha. Para alimentarse y crecer se alimenta justamente de las paredes del interior de las palmeras, lo que hace que las mismas se infecten y en un corto período de 3 meses se pudra y muera.

Al parecer esta especie de insecto tiene en realidad origen en el sur de Asia, pero con el tiempo se ha ido reproduciendo y llegando así a Uruguay por medio de individuos que traen plantas de otros países.

¿Cuáles son las formas más efectivas de detectar y prevenir este insecto de forma temprana?

Para conocer las formas mediante las cuales se detecta la infección en las palmeras por medio de esta plaga, se deben conocer cuáles son los síntomas y qué ocasiona en ellas. En general, los principales síntomas y daños que le ocasiona son primero de forma interna con un desgaste e infección de las paredes, por lo que puede llegar a ser más difícil de reconocer la presencia de la larva en esta etapa, ya que no es visible. Luego lo más visible, una vez que va progresando la infección son hojas decaídas, marchitas, amarillas y poco crecidas en el centro, las hojas jóvenes comidas, la base de las hojas llenas de larvas y finalmente la caída completa del tronco.

Por otro lado, como forma de prevención se recomienda realizarle a la planta estudios y tratamientos químicos cada 60 días y un tratamiento integrado que utiliza químicos y nematodos entomopatógenos que van dependiendo de la época del año. Incluso se habla también de algunas vacunas preventivas para las palmeras contra el picudo rojo.

Sin embargo, últimamente se ha dado a conocer una forma de prevención y detección bastante factible y novedosa que ha presentado bastantes resultados positivos (cuenta con una precisión del 98%) y que utiliza sensores para el picudo rojo mediante una tecnología que se instala en la palmera y al detectar por primera vez la larva del insecto manda una notificación al usuario. Esta misma se combina con otros tratamientos preventivos y un monitoreo durante todo el año.

En conclusión, es importante que se ponga énfasis en estos métodos de prevención y detección temprana de la plaga en las palmeras de Uruguay para evitar que la misma se expanda por más territorio y afecte desmedidamente a más plantas.

 

Dejá un comentario