Inicio Politica Wado de Pedro instó a generar consensos con las otras fuerzas políticas

Wado de Pedro instó a generar consensos con las otras fuerzas políticas

El ministro del Interior, Wado de Pedro; y su par de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, acompañaron hoy al jefe de Gabinete, Juan Manzur, durante una nueva reunión del Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica de los Bajos Submeridionales, que se llevó a cabo en la localidad de Tostado (Santa Fe), y de la que participaron el gobernador de esa provincia, Omar Perotti; de Chaco, Jorge Capitanich; y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora. En ese contexto, el titular de Interior subrayó la necesidad de generar acuerdos “con el resto de las fuerzas políticas” en lo relativo a la concreción de obras de infraestructura, de modo que “estas políticas públicas se transformen en políticas de Estado”.

En el encuentro se analizaron los avances del Plan Director, así como el estado de situación de las obras y proyectos en la zona que abarca territorios de las provincias de Santa Fe, Santiago del Estero y Chaco.

“Las otras fuerzas políticas tienen que manifestar el apoyo a lo que hoy están haciendo el Gobierno nacional y el de la provincia de Santa Fe”, agregó el titular de Interior durante el encuentro celebrado en la Villa Recreativa del Club Atlético Tostado, en el que también estuvo presente el secretario general del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Ignacio Lamothe.

“Estas obras de infraestructura hacen al trabajo, a la felicidad y al arraigo en cada una de las provincias”, añadió, al tiempo que llamó a “defender en cada pueblo, en cada comuna, en cada provincia lo que se está haciendo, porque es de un esfuerzo descomunal”.

Y agregó: “Recibimos un país fundido, con más de 100 mil millones de dólares de deuda, y en plenas negociaciones pudimos soportar la pandemia y dar inicio a obras estratégicas destinadas a producir más. Esto es precisamente lo que se vuelve a discutir: un proyecto federal, mediante la toma de decisiones estratégicas”.

En otro tramo, el ministro del Interior destacó que la gran cantidad de obras que viene realizando el Gobierno nacional “hay que defenderlas, porque en los medios no están ni estarán, y si no se transforman en una política pública, se cortan”.

“Si se cortan, volverán las megaobras en la Ciudad de Buenos Aires, donde con el costo de una obra como la del Paseo del Bajo podríamos haber concluido muchísimas de las que se necesitan en los Bajos Submeridionales.”

Por último, Wado de Pedro instó a poner “en las discusiones de cada uno de los pueblos y ciudades” la deuda que debe afrontar Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI): “Más de 100 mil millones de dólares, de los cuales el 84 por ciento (84 mil millones de dólares) fueron a asistir al sistema financiero, que permitió la fuga más grande en la historia de Argentina”.

“Pongamos ese tema en la balanza, porque será de gran importancia el proceso de inversión en obras de infraestructura para potenciar el desarrollo, la producción y la industria”, concluyó de Pedro.

Previamente, Juan Manzur celebró las obras encaradas en las tres provincias, las que “han dado paso a la integración, a partir de una decisión política expresada por los tres gobernadores, y en el marco de un Gobierno nacional que les expresa: ´Aquí estamos, cuenten con nosotros´”.

“Los tres gobernadores dieron detalles de las obras de infraestructura, viales e hídricas y del corredor ferroviario. Esto tiene que ver con acciones en el marco de una planificación, porque no se pueden hacer las cosas de cualquier manera: hay que tener una direccionalidad clara”, añadió Manzur.

Por último, y retomando lo dicho por Wado de Pedro, Manzur llamó a “generar los consensos necesarios”, ya que “si hay consenso, hay sustentabilidad, porque estas obras exceden a los períodos democráticos de Gobierno”.

Por su parte, Gabriel Katopodis señaló que “desde este Gobierno y desde el peronismo estamos convencidos de que la Argentina tiene años prósperos por delante”.

“Estamos encaminados hacia un futuro más claro”, añadió el titular de Obras Públicas, lo cual “requiere transitar un camino que se va construyendo paso a paso, y estamos convencidos de llegar a ese futuro de esta manera, con una agenda que se construye en el territorio, y con los actores políticos y sociales”.

“Hoy el Ministerio de Obras Públicas tiene planificada una cartera conformada por 60 proyectos en la región de Bajos Submeridionales, con una inversión de más de 30 mil millones de pesos, con distintos niveles de avances, con proyectos en ejecución, licitación y en plena elaboración”, informó Katopodis.

En la ocasión, Omar Perotti destacó “las acciones que vienen desarrollando las tres provincias, junto a Gerardo Zamora y Jorge Capitanich, y que inmediatamente tuvieron el acompañamiento del ministro del Interior, Wado de Pedro; y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis”, quienes entendieron “el planteo de las tres provincias para poner en valor más de cinco millones de hectáreas, con el debido resguardo ambiental, pero generando las condiciones para incrementar la productividad y el arraigo en la zona” de los Bajos Submeridionales.

“Estamos plenamente convencidos de las posibilidades que tiene la región, su potencialidad, así como de la capacidad de su gente, y las condiciones para producir demandas de alimentos de manera sustentable y protegiendo el medio ambiente.”

Para concluir, Perotti señaló que “el sector privado también va a invertir”, tras lo cual aseguró que “las tres provincias vamos a generar desde aquí producción y alimento para el mundo”.

Por su parte, Jorge Capitanich destacó el haber podido pasar “del desarrollo teórico a la acción, mediante el financiamiento del Estado Nacional y la concurrencia de los provinciales”.

“Hemos avanzado en obras de alcantarillado, así como en lo ligado a la defensa de ciudades”, añadió el gobernador de Chaco, quien también recalcó la puesta en marcha de obras de carácter biprovincial, “como el corredor hidrovial que propone Santa Fe”, y “obras trascendentes para la integración de las tres provincias” que permitirán “generar comunicación entre comunidades, desarrollo productivo y logística integrada”.

“Los Bajos Submeridionales constituyen un modelo productivo y ambiental sostenible de cara al futuro, y forma parte de un presente productivo, con riego hídrico, en el marco de grandes inversiones para el desarrollo productivo.”

“Estamos dando pasos seguros para una gran transformación que nos permitirá garantizar, hacia los próximos 20 años, sostenibilidad para el desarrollo y un gran progreso para nuestros pueblos”, concluyó Capitanich.

A su turno, y tras destacar que “el Comité Interjurisdiccional de los Bajos Submeridionales se consolidó para quedarse”, Zamora hizo foco en las dotes del Norte argentino para incorporarse “a esta posibilidad que genera divisas, trabajo, desarrollo económico y sustitución de importaciones”.

Y concluyó que la ejecución de las obras para el aprovechamiento de la región de los Bajos Submeridionales constituye “una posibilidad importante y un tiempo que no hay que perder para desarrollar este plan maestro”.

Ignacio Lamothe, en tanto, puso de manifiesto la importancia del funcionamiento del Comité Interjurisdiccional, “el cual hace posible que se discutan las diferencias entre provincias, que éstas se resuelvan rápidamente y que se continúe avanzando”.

“Es una muy buena noticia el avance del Plan Director de los Bajos Submeridionales”, el que no sólo permitirá “ordenar y priorizar obras, sino también establecer la estrategia de desarrollo productivo y de infraestructura de la región”, apuntó el secretario general del CFI.

La Región Hídrica de los Bajos Submeridionales -que ocupa la parte norte de la provincia de Santa Fe, el sur de Chaco y el sudeste de la provincia de Santiago del Estero- es una gran planicie de 54.278 km2 y aproximadamente cinco millones de hectáreas, con una marcada pendiente que va del noroeste al sudeste, signada por períodos de inundaciones y sequías que generan importantes consecuencias negativas sobre la producción, el medioambiente y las condiciones sociales de los habitantes de la zona.

Esto produce que las tres provincias involucradas requieran de rápidas respuestas por parte del Gobierno nacional, para hacer frente a los problemas en el corto plazo, pero también para llevar adelante una planificación con un abordaje multidimensional que brinde alternativas para revertir el escenario a largo plazo.

Así fue como en 2018, y con el propósito de impulsar la realización de obras, Chaco, Santa Fe y Santiago del Estero, junto a representantes del Gobierno nacional, conformaron el Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica de los Bajos Submeridionales (CIRHBAS), que tiene por objetivo la generación de consensos para llevar adelante un Plan Director.

Este plan contempla la ejecución de obras y proyectos para la gestión integrada y sustentable de los recursos hídricos, pero también la construcción de desagües pluviales, control de inundaciones y defensas; agua y saneamiento; pavimentación, cordones cuneta y veredas.

Asimismo, las obras hídricas que se desarrollen en esta región deben ser acompañadas por el establecimiento de buenas prácticas productivas, en el marco de un ordenamiento en el uso del suelo, ya que la expansión de la frontera agrícola, sumado al avance de la deforestación, han ido agravando la problemática de la región en materia de sequías e inundaciones.

Dejá un comentario