Inicio Provinciales Salud mental y consumo problemático, principales causas de desaparición de personas

Salud mental y consumo problemático, principales causas de desaparición de personas

La Dirección de Registro de Personas Desaparecidas del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires es una de las dos direcciones de la Dirección Provincial homónima y tiene como uno de sus objetivos, registrar e investigar administrativamente casos de personas mayores de edad desaparecidas y de personas halladas (vivas o fallecidas) cuya identidad se desconoce. En el caso de los menores, la incumbencia está a cargo de la Dirección Provincial de Protección de Derechos Humanos de la Subsecretaría de Derechos Humanos.

Durante el año 2022, la Dirección registró más de 4400 casos de ambas problemáticas a partir de denuncias radicadas en la provincia de Buenos Aires. En la mayoría de ellos, se trata de alejamientos del hogar que se resuelven a la brevedad. Luego, hay casos en los que se hace necesario que las Fiscalías avancen en investigaciones más complejas, como la desaparición de Juan Carlos Woldryk, el joven de 30 años que fue visto por última vez en marzo de 2022 en un establecimiento rural en Bolívar. O el de Lucas Escalante (26), a quien hoy siguen buscando, desaparecido el 9 de diciembre en la localidad bonaerense de Florencio Varela junto a su amigo Lautaro Morello (18), cuyos restos fueron hallados semicalcinados en un campo cercano en Guernica, entre otros casos.

En este Registro se consignan los datos de todas las denuncias por averiguación de paradero que se radican diariamente en la provincia. Se constata y registra la mayor cantidad de información sobre cada persona, sus señas particulares, la dependencia policial donde se hizo la denuncia y la Unidad Fiscal de Investigación que estará a cargo de su búsqueda, entre otros datos.

Cifras de 2022:

Según la estadística de 2022, el 88% de las personas denunciadas como desaparecidas fueron encontradas ilesas y el 2,7% fueron encontradas fallecidas. Hay aproximadamente un 10% de casos que para diciembre último aún se registraban como vigentes, lo que indica o bien que la persona todavía no fue encontrada, o bien el “sin efecto” del caso aún no ha cumplido el circuito administrativo que nos permite registrar su resolución.

Cuando una persona dada por desaparecida es encontrada, consignamos las causales de su desaparición, para poder conocer más de cerca la problemática en nuestro territorio. Así, en 2022 logramos conocer causales de casi 2000 casos que nos permiten afirmar que la principal razón de desaparición de personas en la provincia está relacionada con problemáticas de la salud mental y el consumo problemático de sustancias (60,38%). Esta tendencia se repitió al menos durante los últimos tres años. La amplia mayoría de las denuncias refieren a que la persona buscada vive una o más circunstancias relacionadas con padecimientos mentales, deterioro cognitivo y/o discapacidad intelectual y consumo problemático de sustancias. Un dato a destacar es que el 70% de esta población es masculina.

La segunda causal más registrada en 2022 es que hay una importante cantidad de personas (19%) que son reportadas como desaparecidas y que en realidad se alejan de sus seres queridos o de sus hogares por decisión propia en el pleno ejercicio de sus facultades, sin haber sido víctimas de ningún accidente o ilícito. No obstante, los allegados denuncian la desaparición porque así lo perciben.

Como tercera causa tenemos la vinculada con conflictos familiares y/o de convivencia. En efecto, casi el 16% de los casos registran una causal relacionada a esta problemática, como violencia familiar (52% del total de casos de esta índole), discusiones conyugales (36%) y violencia explícita de género (12%). Registramos además 7 casos de femicidios que habían sido denunciados previamente como averiguación de paradero.

Otras causales que se repiten por averiguación de paradero, obedecen a que la persona se encontraba detenida (2%), internada en un nosocomio (2%), o habían sido víctimas de un hecho de inseguridad (0,6%) o un accidente (0,4%) motivo por el cual no pudieron dar aviso a sus familiares.

De todos los casos de denuncias por desaparición, casi el 20% del total eran acontecimientos repetitivos, esto quiere decir que ya habíamos registrado una o más denuncias sobre la misma persona, más allá del motivo de la desaparición.

Las personas halladas como “N.N”

“N.N” es una expresión derivada del latin,“nomen nescio”. Se refiere a una persona de la que se desconoce su nombre o que es desconocida. Durante el año 2022 en la Provincia de Buenos Aires, 137 personas halladas fueron reportadas como N.N. La mayoría de ellas vivas y sólo el 7% fueron encontradas fallecidas.

La identificación de personas en nuestro medio, se efectúa esencialmente por cotejo de huellas dactilares. Cómo práctica habitual, la mayoría de las personas vivas que son halladas sin identificar son trasladadas a un hospital público. La Provincia de Buenos Aires tiene dentro de su sistema de salud 75 hospitales, que cuentan con el Protocolo de identificación de Personas (Resolución 2221 sancionada en el año 2013 por el Ministerio de Salud de la Provincia). Tal protocolo incluye el envío de las huellas dactilares del paciente, para que puedan ser cotejadas en el AFIS (Automated Fingerprint Identification System).

Al igual que en el caso de las personas desaparecidas, la mayoría de los ingresos registrados en los casos de personas halladas sin identificar, involucran a personas que cursan problemáticas de la salud mental (69%). El porcentaje restante (31%) refiere a adultos y adultas mayores que se encontraban desorientadas, personas que sufrieron un accidente y otras que se encontraban bajo el efecto de sustancias y/o estupefacientes.

Difusión de imágenes
Durante el 2022, desde las redes sociales de @PersonasDesaparecidasBA colaboraron con las Fiscalías difundiendo entre la comunidad, los medios locales y los organismos municipales, 365 casos de personas desaparecidas y halladas sin identificar, así como también de ofrecimientos de recompensas públicas para el esclarecimiento de los casos. «Para esta tarea nos hemos abocado a construir conjuntamente con la Unidades Fiscales, criterios que nos permitan inferir en qué casos resulta de utilidad esta herramienta y en qué casos es preferible resguardar la privacidad y los datos personales de aquellos hombres y mujeres que son reportados como desaparecidos. Como se puede observar, las “averiguaciones de paradero” son un amplia puerta de entrada de casos de diversas causas. Parte de la tarea -y de las dificultades- radica en aproximarnos al mismo desde una perspectiva amplia y desprejuiciada para orientar la búsqueda. En esta Dirección de Registro de Personas Desaparecidas trabajamos dedicadamente nueve personas entre personal de la Ley 10.430 y personal policial», contaron desde la Dirección Provincial de Registro de Personas Desaparecidas Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires

¹ Si bien el concepto de salud mental incluye el de consumos problemáticos de sustancias, a los fines prácticos los mencionamos por separado.

² Se trata de Cristina Belén Pérez de 23 años, que estaba embarazada de cuatro meses cuando desapareció sin dejar rastros a principio de año en la localidad de Maquinista Savio, en el límite entre Escobar y Pilar. Su cuerpo fue hallado meses después en un baldío en el Barrio Santa Teresa. En el caso hay un detenido, Julio Perezlindo. Mónica Beatriz Chávez de 48 años, había sido vista por última vez el 1° de julio por la noche en Ezeiza y cinco días más tarde la policía halló su cuerpo en un descampado en Tristán Suárez, cerca de la casa de su novio. María Eugenia Montenegro de 22 años, fue reportada como desaparecida el 12 de agosto y encontrada asesinada en su casa de General Madariaga. Por el crimen están detenidos el novio actual de la víctima y su ex marido. María Alejandra Abbondanza, de 38 años, fue reportada como desaparecida en septiembre y hallada degollada e incinerada al día siguiente en Campana, la ciudad bonaerense en la cual residía. La Policía recogió las grabaciones de una cámara de seguridad donde se la veía entrando a la casa de Agustín Leonel Chiminelli, su vecino. Graciela Inés Torrilla de 41 años, desapareció el 10 de octubre del 2022. Un día después, su cuerpo fue encontrado calcinado dentro de un auto abandonado que fue prendido fuego en el barrio porteño de Balvanera. Susana Cáceres tenía 42 años y fue vista por última vez el 8 de noviembre. Diez días después sus restos fueron hallados a pocos metros del camino del Buen Ayre y a la vera del río Reconquista. El principal sospechoso es Alberto Peralta, su pareja. Eliana Isabel Pacheco, de 24 años, desapareció de su entorno familiar el 20 de noviembre y cinco días después fue encontrada asesinada en un zanjón en La Plata. Entre las hipótesis del crimen, los investigadores no descartan la de una venganza contra su novio, que está detenido en un penal y quedó implicado en el homicidio de otro interno durante una pelea.

Dejá un comentario