Inicio Entrevistas Omar «Pelusa» González: “En 62 años nunca he visto una cosa así”

Omar «Pelusa» González: “En 62 años nunca he visto una cosa así”

“Siendo pequeño, cuando mis padres se separaron, ahí conocí el hambre de verdad. Me iba a dormir con un mate cocido. Mi madre me ponía pan roto cortadito en la taza. Hoy me di cuenta que me engañaba el estómago pero era lo que había”, cuenta Omar “Pelusa” González, quien desde All Boys Solidario viene junto a un gran grupo humano entregando solidaridad para los que menos tienen y por estos días, más que nunca y como nunca vio e imaginó reclaman desde todos los puntos del país ayuda alimentaria.

“Lo que se vive hoy nunca lo vi. Hablo con gente, amigos de todo el país y todos están viendo la misma situación. Nadie exagera: todos te dicen que el tema de la alimentación es grave, y se va a pagar muy caro en este país cuando esta franja etaria de 50 a 60 ya no trabaje más, no preste más servicio, vamos a caer en manos de personas con mala alimentación en su etapa de desarrollo”, plantea “Pelusa”, quien es actualmente portero en una escuela y está en permanente contacto con las comunidades educativas.

Pero lo cierto es que el domingo su historia de vida se publicó en Infobae y su trayectoria, la de un hombre común ligada a las necesidades de la gente, y preocupado y ocupado en esta problemática, se viralizó.

“La verdad que me sorprendió cuando me desperté a las 8 de la mañana, no sabía que salía la nota y vi que tenía 311 mensajes en el teléfono. Ese es un motivo que siempre charlo con mi esposa porque me siento a desayunar y le digo, mirá tengo 70 – 80 mensajes y cuando vi 311 me asusté. De la cantidad de gente de todo el país que me escribió obviamente el 90% eran pidiéndome alimentos, ropa, calzados, todas esas cosas”, dice Pelusa sobre las repercusiones desde el domingo que se publicó la nota periodística.

«Los políticos están viviendo su propia realidad, que no es la realidad de la gente. Eso es lo que me indigna, no te están hablando, de ciertas cosas no hablan, de lo que la gente está pasando justamente… Estarán mirando otra película, estarán viviendo en otro país, porque la realidad es otra, la realidad es totalmente es otra»

“Me explicaron que un periodista contó mi historia y de ahí la gente de Infobae contactó a este periodista, y él les pasó mi teléfono. Cuando la periodista me entrevistó, sabía más de mi vida que yo, así que le dije contala vos y yo te corrijo”, destaca sobre cómo se dio su llegada a este importante medio de prensa, de los más leídos de habla hispana. “Me impactó, pero por la llegada de los pedidos. Hablé de inmediato con el equipo mío de All Boys Solidario y les dije que si nosotros teníamos que asumir todos los pedidos que teníamos era imposible llegar aunque sea con una caja de zapatillas para esa gente. Zapatillas, ropa, alimentos, leche, de todo tipo de cosas se necesitan y donde uno imagine: Tierra del Fuego, Salta, Entre Ríos, Jujuy, Santiago del Estero, Chaco… De ahí tuvimos no menos de 20 llamados. Impresionante todos pedidos, empecé a mirar y no podía creer, no salía de mi asombro y tenía a mi esposa al lado y le decía mirá, mirá, mirá, mirá todos pedidos de comedores, merenderos”…

Aunque «Pelusa» dice que en realidad no se sorprende porque ve cosas muy difíciles en la vida del ciudadano común, incluso en esta ciudad: “El hambre no me sorprende, porque lo conozco. Acá en Mercedes tenemos personas que no llegan a fin de mes, tenemos personas que trabajan y el 20 te están pidiendo una bolsa de alimentos, que lo ayudes porque no llegan al 20. Es gente amiga, que conozco y doy fe, que se matan laburando, pero no llegan y eso me duele. Yo tengo una anécdota que hace un tiempito llegó una mamá con dos nenitas y la mamá no levantaba la cara. Agachaba la cabeza y una de las nenas habla y cuenta: dice mi mamá que sin que se entere mi papá si usted me puede dar un poco de alimento y era la esposa de un amigo que conozco, que trabaja, después me encontré con él y me pidió disculpas. No te preocupés, son muchos los que vienen, le dije. Gracias a Dios hoy puedo darte una mano… Pero de esas películas hay muchas, es una triste realidad que se acrecienta”.

Yo le escribí al presidente, lo conozco de Argentinos Juniors, tengo su teléfono, por eso le escribí y sólo una vez me respondió. Me hubiese gustado que más veces me respondiera porque no eran inquietudes personales lo que le planteaba, sino que eran inquietudes de la gente”, cuenta sobre la única vez que Alberto Fernández le respondió y muestra el WhatsApp que dice “mañana me ocupo”

Mal crecimiento

Lo que Omar “Pelusa” Gonzؘalez además señala es que una mala nutrición de base hace a pobreza intelectual a futuro: “Hay que pensar que hoy hay chicos de entre 1 y 14 años no tienen las cuatro comidas. O entre 1 y 5 años no tienen dos comidas. Por lo tanto, crecen desnutridos. Tenemos una franja de niños y jóvenes que van a crecer sin tener la posibilidad de tener un entendimiento de lecto escritura porque su cerebro no fue desarrollado con una buena alimentación. Hoy en día Argentina para mí se sostiene con todas aquellas personas que se formaron con la Ley de Educación 1420. Aquí cuando cambió la Ley de Educación cambió toda la Argentina. Se cayó a pedazos la Argentina potencia, por eso hoy sostengo que las personas de 45-50-55-60 años son los que le están poniendo el hombro a la Argentina y la prueba está en que muchos empresarios te dicen me exigen tomar gente hasta 35 años, pero yo con gente de 35 años tengo problemas, que el lunes y martes no me vienen a trabajar”.

Esta realidad, según González, no es vista de lleno por la clase política. “Los políticos están viviendo su propia realidad, que no es la realidad de la gente. Eso es lo que me indigna, no te están hablando, de ciertas cosas no hablan, de lo que la gente está pasando justamente… Estarán mirando otra película, estarán viviendo en otro país, porque la realidad es otra, la realidad es totalmente es otra. Hay un sistema educativo que se cae a pedazos, escuelas que se caen a pedazos, salud muy complicada y las personas que caen en desgracia, que le tocó una enfermedad, una patología grave y comienzan un tratamiento, la lucha que tienen es con su enfermedad y con su obra social para tratar de conseguir los insumos para el tratamiento adecuado… La verdad, nunca creí que Argentina iba a llegar a la situación que se está viviendo hoy. Yo le escribí al presidente, lo conozco de Argentinos Juniors, tengo su teléfono, por eso le escribí y sólo una vez me respondió. Me hubiese gustado que más veces me respondiera porque no eran inquietudes personales lo que le planteaba, sino que eran inquietudes de la gente”, cuenta sobre la única vez que Alberto Fernández le respondió y muestra el WhatsApp que dice “mañana me ocupo”.

“En 62 años nunca he visto una cosa así”, agrega y recuerda: “Cuando era chiquito, yo veía a mi madre cortar los ladrillos, hacer el tambo y con eso vivíamos. Con el tambo se vivía, con los animales y los ladrillos que cortaba mi madre que eran para edificar la casa. Con eso vivíamos y éramos muy felices, pero siendo pequeño cuando mis padres se separaron ahí conocí el hambre de verdad, ahí sí me fui a dormir con un mate cocido que mi madre me ponía pan roto cortadito en la taza. Hoy me di cuenta que me engañaba el estómago, pero era lo que había. Pero esto de hoy nunca lo vi, nunca”.