Inicio Sociedad Casa del Niño: inversiones en infraestructura, alimentación y pedagogía

Casa del Niño: inversiones en infraestructura, alimentación y pedagogía

El Municipio de Mercedes realiza importantes inversiones y mejoras estructurales en la Casa del Niño. Este emblemático espacio, que contiene a 130 niños y niñas, sigue siendo objeto de inversiones por parte de Desarrollo Social. “Es una institución muy querida por nuestra ciudad” dijo Ustarroz y remarcó que “es para que los chicos estén cada día mejor, como se merecen”. Hubo recorrida junto a funcionarias y personal a cargo de la institución.

“Esta es una institución de muchos años, muy querida en nuestra ciudad, que tiene la particularidad que sus mismos egresados son los que hoy trabajan a través de la cooperadora para que los chicos estén cada día mejor”, aseguró el intendente Juan Ignacio Ustarroz.

“De esto se trata, que las instituciones que han marcado, dejando huellas positivas, continúen de esta forma, unidos, pensando y trabajando, teniendo como prioridad los niños. Por ello la política pública que desarrollamos se orienta hacia la inversión y a la convocatoria de cada vez más profesionales, que nos sumen un mayor abordaje pedagógico y social”, agregó el intendente.

“La infraestructura acompaña a ese gran proyecto, porque las familias, los trabajadores y los niños se sienten más cómodos y mejor, porque su lugar se desarrolla y crece”, sostuvo Ustarroz y ratificó que “trabajos que se despliegan con mucho compromiso y amor”.

Por su parte, María Elena Castro, quien es reconocida por su trabajo y trayectoria en la Casa del Niño, dijo: “Lo que se está haciendo la verdad que colmó mis expectativas, las obras son grandiosas. Los niños están contenidos por profesionales y se alimentan de la mejor manera”.

Notablemente emocionada, María Elena ante las cámaras dio “muchas gracias al intendente Ustarroz por todo lo que hace”.

En tanto, la Licenciada Jorgelina Silva, secretaria de Desarrollo Social, informó: “Comenzamos con todo lo que es la cañería interna de agua y baños, que determinaron, además, la inauguración a nuevo de los baños para los niños y reemplazamos todo el mobiliario según las normas de seguridad”. Y agregó: “También realizamos una fuerte inversión en alimentos, entregamos el Yogurito, dos veces por semana –es un pro biótico que refuerza y levanta las defensas– sumado al gran trabajo que se efectúa desde el sector de la cocina, con el personal a cargo y la nutricionista de la casa”

A su vez, la directora de Niñez y Adolescencia, Licenciada Gabriela Olivella, completó: “A raíz del problema que tuvimos en el sistema de gas, a fines del año pasado, realizamos toda la instalación y la hicimos a nueva, una inversión muy grande e importante. Aprovechamos ese impulso para continuar con las refacciones y arreglos”.

En ese sentido, la Directora explicó que “hicimos muchos cambios en lo que eran las aulas, nuestra forma de trabajo con los chicos es como en una escuela, entonces la idea es que cada grado tenga su lugar para poder desarrollar sus actividades, y así optimizar ese trabajo pedagógico” y puntualizó que “se hicieron diferentes divisiones y reestructuraciones que nos permitirán estar más cómodos”.

“También se realizaron arreglos en los techos, que venían siendo un problema de difícil solución, como así también en la parte estética, pintura, cortinado, tratando de darle calidad a los diferentes espacios”, afirmó Olivella.

La Casa del Niño cuenta con dos patas fundamentales. Por un lado la parte pedagógica, donde se hace una labor muy exhaustiva con el equipo técnico –psicólogas y trabajadores sociales- que también trabajan con las familias. Por otro lado, la parte nutricional, donde se cuenta con una nutricionista y jefa de cocina, las cuales proporcionan a los chicos y chicas, alimentos que contienen los estándares nutricionales necesarios.

De esta manera, el Municipio continúa atento a las necesidades y preocupaciones sociales, principalmente las que afectan a los más vulnerables.

La inversión con fondos municipales en la obra de gas superó los $300.000, eso debe sumarse los baños nuevos, el mobiliario, la pintura, el techo nuevo para el SUM, entre otras mejoras, siendo sumamente importante el monto inyectado que, además, dicen desde la Comuna, aporta al trabajo local.

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: