Inicio Emprendimientos «La seguridad es invertir en tierras»

«La seguridad es invertir en tierras»

“En momentos de pandemia, donde todo está en pausa, muchas inversiones en  las bolsas, comercios y empresas se evaporan, la comida es el rubro en el que menos se recortó”, dice Osvaldo Botta, al hacer un análisis de la situación actual que se vive en el país durante este aislamiento social obligatorio producto de la COVID-19.

“Para entender esto solo hay que revisar adónde cada uno dirige sus prioridades en estos momentos. Y es así que el sector agropecuario con sus más y sus menos sigue invirtiendo y produciendo, más allá de impuestos que seguramente le vendrán al sector, el ímpetu, la tenacidad  y la pasión del inversor en producción no cesa”, destaca Botta.

Para el experimentado martillero y referente del rubro inmobiliario rural en el país, este es el momento de invertir en tierras. “Es que se siguen arrendando campos agrícolas a precios similares a los de campañas anteriores, y ni que decir de la alta demanda y de la escasísima oferta de campos para la actividad ganadera. Todo ello conlleva a que en momentos donde las monedas en el mundo que se avecina  están sufriendo fuertes devaluaciones, al igual que lamentablemente muchas empresas,  la tierra es lo único que en sí va perdurar, incluso a nuestras  vidas”, indica Botta.

“Si usted es una de esas personas que tiene la bendición de estar dudando qué hacer con sus ahorros en momentos como este, no lo dude más: ahora es el momento”, recomienda.

En los últimos 30 años, a pesar de todos los problemas, políticos y económicos, nacionales, internacionales, la tierra vale en promedio un 1000 % más. Esto está bien fundamentado por las estadísticas y seguimientos reales de mi empresa, especializada en el sector, y de cualquier fuente seria que se consulte al respecto.

Entonces, ¿qué se puede esperar en el futuro inmediato? , donde los momentos que se avecinan en lo que a negocios e inversiones se refiere llenan a todos de preguntas.

La respuesta es muy sencilla: comida para la humanidad. “Pensemos cuanto valía hace 20 años una vaca, el cereal,  y cuanto valía comprar una computadora, o cualquier cosa tecnológica. Y en este marco cada vez se dispara más, a la inversa de antes, el valor de los alimentos en general. Un chip hoy es más económico que una visita a la verdulería, ni qué decir una computadora comparada con el valor de una vaca. Esto nos denota con la seguridad y la claridad de lo que viene sucediendo en más y en menos y va seguir sucediendo con el valor monetario de las tierras. A nivel mundial solo el 3% de las tierras que posee nuestro preciado planeta es útil y fértil para la producción de alimentos,  de las que por la gracia de Dios nuestro país posee el  20% de esa tierra fértil”, afirma Botta.

“Si 20 % de la tierra del mundo fértil la posee nuestro amado país, sumado a las cuatro estaciones, nos da un futuro como país agroindustrial sin límites, para un mundo que cada vez va a requerir más de lo que producimos y sabemos hacer muy bien. Desde ya debería de estar acompañado por la industria que le da valor agregado, y ni que hablar de la calidad humana e inteligencia que posee nuestra gente para llevar adelante, acompañada de políticas inteligentes, el mejor de los futuros”, completa alentador.

Botta invita a consultar sobre estos temas e inversiones en tierra a través de sus redes sociales, la página web www.bottacampos.com.ar, el mail info@bottacampos.com.ar y el teléfono (011)5273-8905 o 2324-505372.

Dejá un comentario