Inicio Policiales “Lo mató sin darle tiempo a defenderse, merece la pena máxima”

“Lo mató sin darle tiempo a defenderse, merece la pena máxima”

Familiares de Jesús Miranda reclaman “la máxima pena” para su asesino, Pablo Castro, porque “arruinó a la familia y dejó sin papá a una nena de tres años”. Señalaron que el imputado ya había estado preso y que no quieren que vuelva a cometer más crímenes.

“No le dio tiempo a defenderse”, contó a Noticias Mercedinas el tío de Jesús, Daniel Ávila, y explicó que Miranda no se esperaba la agresión, ya que víctima, victimario y la ex de este último habían compartido sin conflictos esa noche una fiesta, en una vivienda ubicada en calles 102 y 75.

 

De acuerdo al testimonio de Ávila, Miranda se fue de la reunión junto a su primo y a la joven, de nombre Geraldine. Dejó en su casa a su familiar y regresaba al encuentro social cuando, cerca de las 6.50 horas en calles 4 y 67, apareció el homicida y le cruzó su moto delante del auto.

Castro, de 26 años, cortó el paso del auto de Miranda y, cuando este intentó retroceder, se acercó a la ventanilla del conductor con un arma blanca, con la que le asestó un profundo puntazo en el brazo con el que el infortunado joven intentó protegerse.

El ataque afectó gravemente una vena y provocó un rápido desangrado. La mujer salió del vehículo y Miranda, acaso procurando zafar de otro cuchillazo, cambió de butaca y también se bajó del auto, por la puerta del acompañante.

Sobre Castro regía una restricción perimetral por la que no podía acercarse a Geraldine y había estado preso por tentativa de homicidio y había cumplido la pena en 2018. “Que se pudra en la cárcel”, piden ahora los afectos de Miranda.

Castro había estado preso por tentativa de homicidio y había cumplido la pena en 2018.

“Era una excelente persona, lo querían en todo Mercedes”, subrayó su tío y recordó que el joven vivió en esta ciudad hasta los 6 años cuando se fue a Tucumán con su madre, pero regresó a los regresó a los 16. Su pasión era tatuar y se dedicaba a eso como medio de vida.

Indicó Ávila a este medio que el sepelio fue el sábado a las 18 horas pero cuando la mamá de Jesús llegó a Mercedes desde Tucumán, el domingo a la mañana, pudo despedirse de su hijo. “Fuimos de vuelta para desenterrarlo y que lo pueda ver”, contó.

Los familiares de la víctima reclamaron Justicia ayer en el centro de la ciudad y hoy en calles 26 y 37, frente a la Fiscalía, donde la madre fue recibida por autoridades judiciales, quienes la interiorizaron sobre la causa.

Ávila subrayó en diálogo con Noticias Mercedinas que “la Policía se comportó espectacular, excelente” en la búsqueda del homicida y en la atención a los familiares directos de la víctima en los momentos posteriores al luctuoso suceso.

Dejá un comentario