Inicio Bienestar Tres señales de que es hora de someterse a una revisión de...

Tres señales de que es hora de someterse a una revisión de implantes mamarios

Esto es un tema importante, los implantes mamarios no duran para siempre, y la mayoría de las personas que tienen implantes eventualmente necesitan una cirugía de revisión. Afortunadamente, ahora existen más variedad de implantes, diferentes tamaños, formas y tipos. Esto significa que, si ya es hora de revisarte, tenés más opciones que cuando te colocaron los implantes por primera vez.

Si creés que es el momento de revisarte los implantes y no estás segura, debés consultar con un especialista como los que conseguís en CEQ del Plata, allí podrán identificar cualquier problema causado por tus prótesis, explicarte las opciones de reemplazo y ayudarte a tomar la decisión correcta. Pero, surge una pregunta: ¿cómo saber cuándo necesitás una revisión de implantes mamarios? Hoy te contamos 3 señales que debes tomar en cuenta.

 

1.- Estás experimentando malestar o dolor

La señal más urgente de que podés necesitar una revisión de implantes mamarios es si está experimentando molestias físicas relacionadas con tus senos. Por ejemplo, tus mamas se sienten más sensibles de lo normal, duelen cuando las tocás o molestan cuando flexionás los músculos del pecho.

Si experimentás alguno de los síntomas anteriores, es posible que tengás una contractura capsular. Esta afección generalmente ocurre si tu cirugía de mama provocó más cicatrices de lo normal. Un alto nivel de cicatrización hace que la cápsula del implante mamario se contraiga y desplace el implante.

2.- Te sometiste a tu cirugía inicial hace más de 10 años.

Los implantes mamarios son dispositivos médicos y, como todos los dispositivos médicos, pueden sufrir desgaste con el tiempo. El desgaste normal aumenta el riesgo de rotura de una prótesis mamaria u otros problemas. El proceso natural de envejecimiento también puede hacer que los senos aumentados comiencen a ceder.

Debido a estos hechos, las personas con implantes que tienen más de 12 a 15 años a menudo se benefician de un procedimiento de revisión o reemplazo. Si tenés implantes más antiguos, el reemplazo puede darte la oportunidad de actualizarse a un nuevo tipo de material, cambiar la forma o el tamaño para darle un nuevo aspecto a tus senos.

3. Querés probar un tamaño o forma diferente

Hacerse un aumento de senos es una elección personal y refleja los sentimientos que tenés sobre su propia apariencia física. Lo mismo ocurre con la forma y el tamaño de los implantes mamarios que elegís. Tus sentimientos sobre ellos pueden cambiar con el tiempo y es posible que desee que tu cuerpo refleje cómo te sentís actualmente.

Los procedimientos de revisión de implantes mamarios se pueden planificar para lograr una amplia gama de tamaños y formas alternativas, utilizando reemplazos más grandes o más pequeños que el tamaño de tu pieza actual. Por supuesto, todo está sujeto a las recomendaciones de tu cirujano plástico, él te dirá cuáles son tus opciones.

Si bien la decisión final es de vos, tu cirujano puede ayudarte, brindándote consejos sobre qué se verá mejor en tu cuerpo. No ignores sus indicaciones, son la guía perfecta para obtener el resultado deseado y tener una recuperación satisfactoria.

Dejá un comentario