Inicio Ambiente ONU promueve el uso de bicicletas para luchar contra la contaminación y...

ONU promueve el uso de bicicletas para luchar contra la contaminación y el tráfico

Por la pandemia y el medio ambiente, el uso de la bicicleta se ha convertido en una estrategia vital para disminuir el riesgo de contagio y frenar la contaminación ambiental por el tránsito

Así lo reconoció la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en un acto público celebrado en República Dominicana con ocasión de conmemorar el Día Mundial de la bicicleta, el pasado 3 de junio.

El coordinador residente de la ONU, Mauricio Ramírez Villegas, destacó que el organismo mundial seguirá desarrollando estrategias que promuevan la movilidad sostenible y el cuidado del medio ambiente.

Un aliado de dos ruedas que no solo ayuda a purificar el aire, sino que aminora el riesgo de contagio en el transporte público donde no siempre es posible mantener el distanciamiento físico que se recomienda para evitar la transmisión del virus de la COVID-19

Así lo entendieron miles de argentinos quienes en plena pandemia incrementaron en un 83% el uso de estos vehículos de dos ruedas. Algo no exclusivo de latinoamérica ya que en España se batió un récord al venderse 1.5 millones de bicicletas en solo un año.

Entre las alternativas de movilidad en dos ruedas, ya existe una tendencia a favor de las bicicletas eléctricas que no emiten gases ni generan ruidos y aminoran el esfuerzo físico para llegar más lejos en menos tiempo.

Algo ideal para los jóvenes trabajadores que han encontrado en los vehículos eléctricos un medio para llegar rápido a sus centros de labores sin el estrés que genera el tráfico vehicular o la demora en el sistema de transporte masivo.

Una tendencia que ha evolucionado de la necesidad hacia la elección de esta alternativa más por el status que proporcionan ciertos modelos diseñados al estilo de las motos Harley Davidson.

Estos modelos junto a las tradicionales bicicletas son los responsables de los 121 millones de viajes que se registraron en los 267 kilómetros de redes de ciclovías de Buenos Aires.

Una cifra récord si se compara con los 52 millones de viajes que se contabilizaban el 2013.

Si bien es un avance, lo cierto es que, con regreso progresivo a las actividades productivas, retornó a las calles uno de los parques automotores más antiguos de Latinoamérica.

Según algunos estudios, el promedio de años de uso de los vehículos es de 12 años entre los más de 14 millones de unidades que circulan en Argentina. Esto implica que hay tres personas por cada auto en uso.

Una gran fuente de contaminación ambiental en el país que solo tuvo un leve respiro durante marzo del 2020, uno de los meses más duros del confinamiento.

De acuerdo a las mediciones hechas por investigadores de la FAUBA, en este corto período sin autos en las calles se redujo en un 70% los niveles de monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y partículas sólidas en el aire.

Además del impacto positivo en la calidad de aire, el uso del vehículo de dos ruedas mejora la calidad de vida al promover el ejercicio físico en lugar del sedentarismo que tiene graves repercusiones a la salud durante el envejecimiento.

Dejá un comentario