Inicio Emprendimientos Las razones más comunes por las que las parejas se divorcian, según...

Las razones más comunes por las que las parejas se divorcian, según F&L Abogados

Las estadísticas muestran que el 42% de los matrimonios terminan en divorcio y el 34% de las parejas casadas se divorcian antes de su vigésimo aniversario de bodas. Sin embargo, un estudio encontró que el 87% de las parejas dijeron que tenían una buena relación y que la mitad de ellas rara vez o nunca discutían. Además, los números indican que muchas parejas que anteriormente tenían buenas relaciones terminan divorciándose dentro de los 20 años posteriores a sus nupcias.

F&L Abogados – Abogados Laborales, firma jurídica conformada por expertos abogados de divorcio, conoce muy bien las razones más comunes por las que las parejas que un día se prometieron amor eterno deciden romper su compromiso y tomar caminos distintos. Hoy, muy amablemente nos abren las puertas de sus oficinas y nos las explican.

Las 9 más famosas

Problemas de dinero: pueden surgir problemas cuando se trata de dinero si marido y mujer tienen bases de valor diferentes, por ejemplo, si a una persona le gusta gastar dinero libremente y la otra es más frugal y prefiere ahorrar.

Asuntos de infidelidades: si una persona tiene una aventura amorosa, es probable que esto rompa la confianza y provoque dificultades para establecer la honestidad en una relación.

Exparejas que interfieren: al establecer una nueva relación, un ex que llame la atención de la pareja puede generar tensión. Puede parecer que todavía están casados ​​con su ex o que el ex es más importante.

Diferencias en la libido sexual: es un estereotipo, pero no está muy lejos de la realidad. Muchos hombres quieren más sexo que las mujeres y si las parejas tienen diferentes niveles de libido sexual, esto provocará problemas en la relación.

Hijos de relaciones anteriores: hay una gran diferencia entre cómo reaccionan las personas ante sus propios hijos y cómo reaccionan ante los niños de los que se han convertido en padres. Los padres hacen concesiones diferentes a los hijos que son suyos. Cuando son hijos de otra persona, puede resultar más difícil establecer la misma relación.

Padres intrusivos: si los padres están interfiriendo, o si una pareja percibe que lo están, esto puede ser un problema. Si uno de los miembros de la pareja pasa demasiado tiempo hablando con su madre, por ejemplo, esto puede provocar una ruptura de la intimidad en la relación.

Diferencia en cómo resuelve los conflictos: Si alguien ha crecido en una familia donde las discusiones son muy comunes y está en una relación con alguien a quien no le gusta discutir o no está acostumbrado, esto puede causarle dificultades. Dado que tienen diferentes formas de resolver problemas y es probable que estos conflictos nunca se resuelvan.

Diferencias en la comunicación: si una pareja es el tipo de persona que comparte todos sus pensamientos íntimos, pero el otro no, esto puede causar problemas. Si uno de los miembros de la pareja no comparte con el otro, a menudo el otro lo interpretará en el sentido de «no me aman, no están interesados ​​en mí».

Problemas de privacidad: Otro problema puede ser cuando una persona tiene una visión diferente de lo que debe mantenerse dentro de la relación. Si una persona comparte todos los detalles íntimos de la relación con sus amigos o en Facebook, esto puede ser algo cada vez más difícil de manejar para el otro.

Dejá un comentario