Inicio Ambiente La migración inesperada de los carpinchos

La migración inesperada de los carpinchos

Uno de los animales más comunes en Latinoamérica es el carpincho o chigüire, el cual es uno de los roedores más grandes del mundo y habita fundamentalmente en zonas húmedas como parques, lagos, deltas, humedales, etc. Pero de un tiempo para acá se ha visto una cantidad considerable de carpinchos en la zona de Nordelta, dicha zona está ubicada a una hora del obelisco de la capital y al sur del río Paraná. Este río es uno de los lugares de hábitat natural de los carpinchos, pero el aumento en su población derivó hacia una migración desde sus zonas salvajes hasta los urbanismos. Cabe destacar que este movimiento migratorio de los animales es temporal, debido a que se le está buscando diversas soluciones para trasladar el excedente de carpinchos a su lugar de costumbre, y aunque anteriormente se habían visto por diversas zonas en el año, no eran tan numerosos.

El aislamiento preventivo también cuenta para estos animales

Lo más recomendado para los habitantes de las zonas relacionadas con la aparición de estos carpinchos es dejarlos tranquilos, no tocarlos ni acercárseles mucho porque podrían sentirse atacados o intimidados y reaccionar salvajemente, e incluso ocasionar lesiones en humanos o mascotas. Estos animales generalmente son pacíficos y hasta pueden ser domesticados como un perro o un gato. De hecho, algunos residentes porteños han adoptado a los carpinchos como mascota, demostrando así la buena armonía que puede existir entre animal y humano. Para los que no les gustan los animales y pueden quedarse en casa les recomendamos pasar el tiempo haciendo las actividades de su preferencia, como podría ser ver videos en Youtube, jugar cartas, divertirse en Bitcoin Era, hacer ejercicio o simplemente dormir en su tiempo libre, y si de transportarse se trata, vaya con cuidado en las zonas en que hayan chigüires, debido a que se ha reportado al menos un accidente originado por estos roedores de gran tamaño.

¿Invadidos o Invasores?

Los carpinchos tienen en la tierra varios cientos de miles años y la sociedad moderna sólo unos 200 años, por ende, los carpinchos habitaron las tierras porteñas antes que los humanos y desde ese punto de vista son los ciudadanos los que han invadido el territorio de los carpinchos. El respeto a la fauna y a la diversidad animal es fundamental para que haya una sinergia en la biosfera. En este mes de septiembre y en el anterior mes de agosto, se han registrado casos de maltrato animal en la capital argentina, específicamente en Nordelta. Allí se encuentra un centro residencial de personas de altos recursos y es el epicentro de la invasión de los carpinchos, puesto que presenta un ecosistema con aguas conectadas con el río Paraná y casas con jardines amplios, los cuales han servido de comida para los carpinchos.

¿Cómo identificar a los chigüires?

Estos mamíferos son del tamaño y peso de un niño pequeño, miden en su etapa adulta 1m y pesan 60 kg aproximadamente, viven en manadas y no tienen cola. Además, tienen un color beige y un pelaje duro, son anfibios y herbívoros, tienen un hocico pronunciado y caminan en cuatro patas. Muchas personas confunden a los carpinchos con las nutrias pero estas son diferentes, debido a que estas últimas son más pequeñas y menos pesada que el chigüire y vive más que todo en el agua, aparte de que su dieta se basa en invertebrados acuáticos y no en plantas terrestres, aunque también consumen algunas. La confusión entre las especies se debe a que el tamaño de una nutria adulta es aproximadamente el mismo que el de un chigüire pequeño y ambas especies cohabitan entre sí, por lo que no es difícil confundirlas.

Dejá un comentario