Inicio Seguridad Combatieron incendio en el CENS Nº 451

Combatieron incendio en el CENS Nº 451

Los Bomberos Voluntarios de Mercedes combatieron esta tarde el incendio desatado en un salón del Centro Educativo de Nivel Secundario (CENS) Nº 451, en el que se guardaban libros, papeles y otros objetos.

Las llamas fueron advertidas minutos después de las 14 horas, y se alertó a los Bomberos sobre el siniestro iniciado en el antiguo edificio de calle 6 entre 31 y 35.

La inmediata intervención de una dotación de servidores públicos impidió que el fuego se propague más.

Antes de las 16 horas, el incendio estaba controlado.

Poco después, Mónica L. Tirone, ex Directora de la institución, envió a Noticias Mercedinas una nota referida al tema, en la que se expresó del siguiente modo:

Se hizo pública una fotografía que muestra llamaradas dentro de lo que fuera nuestro queridísimo “CENS Nº 6, Profesor Juan Antonio Cangelosi” rebautizado luego de la nefasta reforma educativa de 1994 como “CENS Nº 451”. La misma esencia: una familia educativa.

Nacido en 1970, nuestro CENS había sido una escuela “nómade” por decenios, hasta que el Sr. Jorge Anicelli nos ofreció ese viejo edificio para nuestro CENS en crecimiento. Pusimos manos a la obra – literalmente- y en jornadas de fines de semana con maridos, esposas, hijos, amigos … los profesores y alumnos pusimos esas paredes en condiciones de albergarnos; esos cielorrasos, en aptitud de cobijarnos; transformamos los grandes salones de los antiguos talleres en la cantidad necesaria de aulas para poder aprender y enseñar; hicimos albañilería, yesería, plomería, electricidad, pintura, cortinas, jardín… Como en una casa.

En aquellos tiempos – corría los años 2004/ 2005- el Consejo Escolar aportó una mínima parte de la obra, con el consabido cartel a la calle, donde rezaba la inversión. Con la ínfima suma de los valiosos $5000 que nuestro Director anterior, Carlos Pérez, había logrado administrar y ahorrar en la Sociedad Cooperadora, hicimos todo lo demás. Nunca mejor usada la primera persona del plural: hicimos, pusimos esfuerzo, trabajamos, dedicamos muchas horas de nuestras vidas.

En agosto de 2005, cuando cumplimos los 35 años de escuela, ya estábamos mudados a “nuestra casa” y la inauguramos con un acto hermoso, emocionante: en esa escuela “hemos sido felices” como dijo nuestra ex alumna Dora Ravera al egresar.

Luego vinieron años complejos, de decisiones atropelladas, egoístas, desatinadas en el sistema educativo provincial. Nos obligaron a compartir el edificio y comenzó la debacle. Una construcción de esas características no podía tolerar la actividad durante todo el día con adolescentes no controlados por sus autoridades: sobrevinieron deterioros, roturas. Nunca el Consejo Escolar se hizo cargo de las obras estructurales que hacían falta. Se trataba de un edificio antiquísimo: a fines del siglo XIX había sido sede de la Sociedad Rural. Logramos que “Patrimonio Histórico de la Nación” lo reconociera como edificio histórico.

Bajo las llamas habrán quedado nuestro Museo Tecnológico, nuestra invalorable colección de Espasa Calpe “Austral” que el Sindicato de Luz y Fuerza nos donó cuando fue creado como Centro de Educación de Nivel Secundario; la inefable Biblioteca Académica que reunía todos los libros de nuestros queridos Pepe Gioscio y Coco Cangelosi, cuyas familias nos donaran; los pirograbados diseñados y realizados por nuestros alumnos para señalar las denominaciones de las aulas, en homenaje a nuestros queridos profesores fallecidos: Freddy Cámpora, Andrea Guidi, y a nuestro ex alumno “Palito” Cabral …

Bajo las cenizas quedaron nuestra historia, nuestro esfuerzo, bienes culturales invalorables, experiencias pedagógicas innovadoras, descubrimientos, instrumental tecnológico, material didáctico…y ojalá, no haya quedado sepultada la documentación administrativa de cincuenta años.

La desidia y el abandono lo han logrado. “La negligencia, la ineptitud y el olvido”- como comenta ante el hecho una ex alumna- lo consumaron. “Duele el alma”, me dice una colega. “Estoy triste”, agrega otro. Ya habían desvirtuado la esencia del CENS las sucesivas políticas antieducativas en curso. Ahora, obra concluida.

Parece una metáfora del país.

Mónica L. Tirone. DNI 10826989. Ex Profesora y Ex Directora del CENS 451 “Prof. Juan Antonio Cangelosi”

Dejá un comentario