Inicio Emprendimientos ¿Por qué las criptomonedas no llegan al comercio?

¿Por qué las criptomonedas no llegan al comercio?

A medida que las criptomonedas ganan terreno en la palestra pública, cada vez son más las personas que se cuestionan cuántos años serán necesarios para que estos activos se conviertan en parte importante de las finanzas de las masas. Si bien es cierto que casi todo el mundo ha escuchado la palabra “criptomonedas”, lo cierto es que su uso masivo parece estar muy lejos.

Existen diferentes barreras que limitan su aplicación en las actividades rutinarias, sin embargo, es la dificultad para incluirlas dentro de los esquemas comerciales lo que haría que las criptomonedas no alcancen el potencial que muchos han previsto. Entendiendo esto podemos encontrar 2 barreras empresariales que están impidiendo la masificación de las criptomonedas:

Volatilidad, la gran barrera

La volatilidad, como lo explican los desarrolladores del bot de inversión Crypto Genius, es el principal atractivo de las criptomonedas ya que crea márgenes de ganancia gigantescos, sin embargo, también sería la mayor limitación al momento de implementar estos activos como método de pago en el sector comercial.

El renombrado economista Nouriel Roubini lo explica con pocas palabras, cuestionando «¿Por qué un vendedor aceptaría como pago algo que podría perder el 20% de su valor mañana?». Esto no solo es un problema para los pequeños comercios, sino para cualquier área comercial que dependa de una reposición de inventario constante, pago de personal, etc.

En el caso de otros mercados, como puede serlo el automotriz o el inmobiliario, la situación es aún más compleja debido al alto costo de los bienes que comercializan. Vender un vehículo o una casa por una suma específica de criptomonedas, solo para que estas pierdan gran parte de su valor en cuestión de días es una idea que no atrae demasiado.

Si el valor llega a incrementar, entonces se genera un efecto disuasivo en el consumidor debido a que, de haberse quedado con las criptomonedas tendría mucho más dinero en su bolsillo actualmente. No solo puede hacerlo sentir que perdió una oportunidad de generar ingresos pasivos, sino que además hace que perciba la compra como más costosa de lo que realmente fue.

Falta de penetración tecnológica

La segunda gran barrera a la que se enfrentan las criptomonedas al momento de ser implementadas en el comercio es la falta de penetración tecnológica. Mientras que en algunos países es común que gran parte de la población tenga acceso a dispositivos inteligentes e Internet, lo cierto es que esto no se ve en todo el mundo.

Los países con menor penetración tecnológica ven el uso de criptomonedas en un ámbito comercial como una tarea casi imposible, especialmente en aquellos donde la economía informal compone la mayor parte del comercio.

Inversión, el uso común

Aunque muchos las llaman criptomonedas, lo cierto es que estas siguen siendo vistas principalmente como un activo de inversión, ya que el porcentaje total de poseedores que las utiliza como método de pago es bajo. Existen muchos métodos para ganar dinero con criptomonedas, siendo el más popular la compra y venta de las mismas.

Adicionalmente, muchas personas invierten a través de productos derivados como pueden serlo las acciones empresariales o contratos, con los que es posible generar ingresos sin realmente tener criptomonedas almacenadas. La plataforma bitcoincodefinland.com es un ejemplo de esto, operando a través de inversiones automatizadas sobre productos derivados.

Por último, un gran porcentaje de personas lleva a cabo el proceso de minería para generar criptomonedas y venderlas. En este caso la inversión estaría anclada principalmente a la compra de equipos de minería (redes de computadores con alto poder de procesamiento gráfico), así como al pago de servicios necesarios como Internet y electricidad.

Si está interesado en conocer más, únase a la BitIQ app gratis e invierta de forma segura.

Dejá un comentario