Inicio Emprendimientos Cómo conseguir financiación para un proyecto de negocio

Cómo conseguir financiación para un proyecto de negocio

Siempre es bueno tener en cuenta ideas para obtener herramientas que puedan financiar un negocio que se tiene en mente.

Pensar en el bienestar futuro depende muchas veces de encarar nuevos proyectos pero no siempre se cuenta con el capital inicial para que pueda comenzar a ser realidad, por lo que es necesario obtener financiación.

En prestamos dinero hay opciones interesantes. Los hay incluso online en este mundo tecnologizado y ni siquiera hace falta moverse de la casa de uno para obtenerlos.

Contar con el capital para poder financiar el proyecto que uno tiene en mente entonces no está tan lejos, y menos si se ponen sobre la mesa otras opciones, como base para conseguir los fondos para el mismo, tales como los ahorros personales o de amigos que pueden prestarlos para el fin determinado, la consecución de un préstamo bancario, la venta de activos personales que no afecten el desarrollo del emprendimiento, recurrir a subvenciones del Estado en el orden nacional, municipal o provincial, entre ellas.

Se si tienen ahorros, no hay que comprometerse con otras personas o entidades más que con uno mismo. Es que si el proyecto en mente se financia en un todo con capital propio no hay que preocuparse entonces por intereses, deudas, pagos mensuales y otros asuntos con los que lidiar. Aunque no siempre es posible contar con ahorros para poder invertir solo el dinero en un emprendimiento. Y ahí es que se puede recurrir a amigos que tengan el potencial económico para favorecernos. Es una de las opciones más viables para financiar un negocio y no implica tener que recurrir a trámites complejos y extensos en el tiempo sino que se puede hacer del líquido efectivo rápidamente, y sin más garantía que la confianza. Aunque mezclar la vida personal con los negocios puede generar rispideces.

Un préstamo bancario entonces puede ser opción ya que en el mercado existen muchas líneas de crédito en diferentes bancos que se adaptan a cada necesidad. Hay bancos que incluso ofrecen créditos especiales para ciertos rubros, por lo que es cuestión de pedir la información adecuada en función de la necesidad.

Por otro lado, las subvenciones del Estado suelen ser también opción a tener en cuenta. Siempre se lanzan microcréditos nuevos para compra de insumos o hay descuentos en contribuciones patronales para que sea más liviana la carga impositiva de los sueldos de los empleados. Ponerse en contacto con la municipalidad local para averiguar si hay algún plan de ayuda vigente para emprendedores puede ser buena idea en este sentido.

Dejá un comentario