Inicio Bienestar Beneficios de utilizar antirreflejantes en los lentes

Beneficios de utilizar antirreflejantes en los lentes

Los lentes antirreflejos o antirreflejantes son aquellos que ayudan al paciente a mejorar su visión, reducir el cansancio ocular y al mismo tiempo, tienen una bonita estética.

Gracias a las capas que forman el cristal, se elimina virtualmente los reflejos de las superficies ópticas, pasando esta por completo sobre la lente. ¿Cuáles son sus beneficios y qué pacientes deberían usar este tipo de lente? Aquí lo explicamos a detalle.

¿Por qué usar lentes antirreflejos?

Todo paciente que requiere de uso de gafas (lentes o anteojos), en algún momento han escuchado sobre los tratamientos antirreflejantes. De hecho, se recomienda a todo paciente que haya sido diagnosticado con miopía, hipermetropía o astigmatismo. Esto a razón de que, los síntomas de estas patologías repercuten en la forma como afecta la luz en nuestros ojos.

Sin embargo, muchos que hacen el cambio de estas, al preguntar por los precios notan la gran diferencia que hay, por lo que, recurren a la opción más asequible. En este sentido, quizás en algún momento hayas pensado, ese antirreflejo no es tan necesario, solo las características comunes de los lentes graduados. No obstante, hay razones válidas para hacer esta inversión.

Reduce la fatiga visual

Este tipo de tratamiento visual deja pasar toda la luz a través del lente, por lo que, la calidad visual es mejor. Los lentes con antirreflejo el 99% de los rayos de luz atraviesan el lente. Es por eso que, se puede decir que la transferencia es casi perfecta.

Considerando lo anterior, no es extraño que el tratamiento sea beneficioso para quienes usan lentes graduados pues, deben usarlos día y noche, en el trabajo o en la calle. Sobre todo, a quienes trabajan frente a una computadora, estos tipos de anteojos resulta beneficioso para que la vista no se canse rápido.

Visión nítida

Una de las cosas más difíciles de hacer para una persona que usa lentes, es conducir en las noches. La baja luminosidad combinado con el deslumbramiento repentino de los coches, puede provocar un accidente. Pero, esto no ocurre con los lentes antirreflejo pues, incrementan el contraste.

Las personas mayores deberían usar lentes antirreflejantes. Esto a razón de que, con el paso de los años, se va perdiendo la habilidad para reaccionar. Pero, con estos lentes, es más fácil, ya quemejora la calidad de visión aún cuando no hay suficiente luz.

Más fáciles de limpiar

Esta es la eterna lucha de quienes usan lentes progresivos. Pero, al elegir lentes antirreflejantes este problema se habrá acabado. El material con el que están hechos, evitan que polvo, agua, grasa de los dedos o cualquier otro elemento que ensucie tus lentes, no se adhieran a estos.

Además, los cristales con antirreflejo, son bastante resistentes. Esto quiere decir que es muy difícil que se rayen o partan. Por cuanto, hablamos de lentes que durarán mucho más tiempo.

Lentes de alta calidad

Con el avance de la tecnología y los métodos de fabricación, se puede garantizar que este tratamiento tiene una alta calidad. No solo ayudan a corregir los problemas de visión comunes, sino que, evitan consecuencias de las patologías. Claro, para disfrutar de todos estos beneficios y más, es importante acudir a un oftalmólogo de confianza que nos indique cuál es un buen fabricante de lentes antirreflejo.

Estéticos y menos visibles

Solo con verte al espejo te darás cuenta que esta opción es la mejor para mejorar tu apariencia facial. Tus ojos se verán bien, mientras que tú ves mejor todo a tu alrededor. Sin mencionar que son un plus para que tu estilo esté a la moda.

Y como dejan pasar la luz, esto no afectará como se verá tu cara de lejos. Sin duda, es una inversión que agradecerás en muchos aspectos.

Cuidado de los lentes

Hay mucho que decir con respecto a por qué usar estos tipos de lentes, y no puede faltar el cuidado de estos cristales. Se recomienda usar productos de limpieza recomendados por el médico oftalmólogo. La razón es que hay productos químicos que pueden dañar el antirreflejo.

La buena noticia es que, no se requiere de un producto especial. De hecho, puedes hacerlo fácilmente con jabón líquido de manos. Así que, tampoco tienes que gastar dinero en su cuidado. La única observación es que no los limpies sin humedecerlos antes y que uses el paño que el fabricante te entrega con los lentes.

Dejá un comentario