Inicio Sociedad Delicada situación en el Cardiovascular: al borde del cierre

Delicada situación en el Cardiovascular: al borde del cierre

El Centro Cardiovascular Mercedes está viviendo una difícil situación económica desde hace un largo tiempo que en estos últimos meses no hizo más que agravarse. En los últimos días incluso hubo reuniones en la Delegación Mercedes del Ministerio de Trabajo y el miércoles habrá una nueva instancia de encuentro, pero las expectativas no son buenas.

Este mediodía los trabajadores del establecimiento, que están muy angustiados, convocaron a la prensa. “Lo que tenemos para decir es más de lo que hemos venido hablando: estamos en una situación incierta, esperando si no va a darse el cierre total como se dice. Pero de parte de gerencia y de los dueños no sabemos nada. No tenemos más datos de lo que pasó el martes en el Ministerio de Trabajo: que hay que esperar unos días”, indicaron los empleados y precisaron que desde el 3 de marzo no hay en el lugar internaciones nuevas. “Que esté vacío de esta manera y no se tomen consultas ni se den turnos es horrible, nunca lo vivimos. Hay gente que viene porque llama o no sabe qué es lo que está pasando, pero no hay actividad aquí, excepto un control de marcapasos que estaba programado”, explicaron.

Lo cierto es que por esta situación de crisis se ven afectadas entre médicos y empleados unas 50 personas en el Cardiovascular. Aunque aún cumplen horarios porque nadie les dijo que no vayan a trabajar, y están yendo “a mirar el techo” según apuntan. La semana pasada cobraron el medio aguinaldo pero esperan aún poder cobrar el sueldo de febrero.

Hace pocos meses ya se habló de una situación crítica, que creían que podría revertirse pero hoy no parece así. Hay empleados que están desde el día 1, desde el año 1994. “Esto que vivimos es terrible. Hemos tenido momentos críticos pero siempre se pudo salir, trabajando. Pero ahora no estamos trabajando y eso nos preocupa”, sostienen los empleados, quienes creen que hay muchas posibilidades de que se cierre definitivamente el Centro Cardiovascular. “Nos han dicho que esto está mal. Pero lo venimos escuchando desde hace tiempo y no es nuevo. El fin de semana largo empezamos a ver movimientos raros. Vimos que sacaron un par de cosas y eso nos llamó la atención”, indicaron ante los medios este mediodía y precisaron que el dueño y el director del lugar fueron consultados por ellos sobre qué pasaba y se mostraron molestos. “Nosotros tenemos nuestra vida aquí dentro. Nos dijeron que estaban en una situación difícil pero nada en concreto. Luego en la Secretaría de Trabajo el contador dijo que hay un 90 por ciento de posibilidades de que se cierre”, completaron.

El doctor José Luis Vidal, padre de la gobernadora María Eugenia Vidal, es socio en la parte de hemodinamia, un servicio que sigue trabajando pero como no hay médicos de guardia ni insumos está parado. “Teníamos turnos dados por un mes y medio más”, sostuvieron los empleados. “No sabía lo que pasaba siquiera el doctor Levermann, que se enteró de esta situación por nuestro grupo. El se llegó hasta el ministerio de Trabajo junto con nosotros”, adujeron este mediodía quienes dependen de los titulares de este emprendimiento de salud privado, que son los doctores Bastino, Kiss y Ríos.

En tanto, el próximo miércoles habrá una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo Delegación Mercedes. “Tenemos esperanza porque parece que hay una clínica que tiene intenciones de comprar. Por eso estamos esperando, pero de no concretarse lo mas probable es que se cierre. Nosotros queremos seguir trabajando más allá de sostener este centro importante para Mercedes y la zona”, dicen los empleados, que tienen en claro que entre los clientes, el 90 por ciento son afiliados de PAMI y que con esa prestadora estarían los mayores conflictos.

Por su parte, fue consultado por este medio Jorge Retegui, titular de la Delegación Mercedes del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, quien explicó: “Los trabajadores me manifestaron su temor de quedarse sin su fuente de trabajo por eso la reunión. En ella desde el Cardiovascular dijeron que están en una situación comprometida, que no le dan los costos, y ven como una salida la venta del Cardio porque parece que hay un grupo interesado”. E indicó que hubo otros acercamientos en otro momento, pero agregó: “Creo que estamos ante una situación muy difícil, muy comprometida y los trabajadores piden una solución. Si no pueden continuar con sus fuentes de trabajo que las cosas se aclaren, no quieren seguir en esta angustia. Desde el Ministerio estamos haciendo todo lo posible para que esto continúe y de no continuar que los empresarios cumplan con la ley como corresponde”.

Por último, Retegui confirmó que se viene una nueva audiencia en la semana entrante: “Quedamos en una reunión nuevamente para el miércoles a las 10 para ver como evoluciona este tema”, dijo.

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: