Inicio Semillas de vida Jesús vino a salvar

Jesús vino a salvar

Llegamos a este domingo 3 de noviembre, primer domingo del mes donde la riqueza de las lecturas, la primera del libro de la Sabiduría, la segunda de San Pablo a los cristianos de Tesalónica, para desembocar en el Evangelio.

Continuamos con Lucas capítulo 19 versículos 1 al 10 y este famoso acontecimiento que figura en las Sagradas Escrituras y que tiene un mensaje cuyo protagonista es un hombre de baja escritura llamado Zaqueo que se entera que Jesús viene y se sube arriba de un árbol para verlo. Era jefe de los publicanos, de los recaudadores de impuestos. Era un trabajador que lo hacía para el régimen y era considerado un pecador.

Cuando Jesús pasa le dice bájate que hoy voy a alojarme en tu casa. Al bajar el hombre todos murmuran es un pecador. Y él dice Señor, si a alguien he perjudicado voy a devolverle, voy a repartir mis bienes, le voy a devolver cuatro veces más.

Y Jesús dice ha llegado hoy la salvación a esta casa, porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar al que estaba perdido

Y esta es la enseñanza de este domingo. Jesús no viene a condenar. No está como un padre enojado o como un jefe esperando en la puerta con los brazos cruzados, ni para darnos la penitencia.

Ha venido a salvarnos. Pasa y nos busca donde estamos. Si hemos hecho un esfuerzo como Zaqueo él nos encuentra, en la mirada dice todo. Hay miradas y miradas de Jesús. Una es esta mirada y otra es la que puede haber experimentado Judas cuando lo ha visto pasar, otra es la mirada de Pedro cuando se ha sentido perdonado. Zaqueo también se ha sentido perdonado, lo ha venido a salvar.

Que en este domingo también nos sintamos encontrados por Jesús, lo recibamos y nos sintamos encontrados por El en la Iglesia.

Como decimos cada domingo: solos, con amigos, pero siempre con Jesús. Bendecido domingo para todos.

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: