Inicio Semillas de vida Síganlo a El

Síganlo a El

Llegamos al sábado 4 se enero, recién estrenado el año, y en el Evangelio de hoy, Juan capítulo 1 versículos 35 al 42, retomamos lo de ayer cuando Juan decía “este es el Cordero de Dios”. Hoy vuelve a decir lo mismo y Jesús recibe la pregunta de los enviados de Juan de dónde vive. Y Jesús les dice “vengan y vean”, lo que luego hicieron.

Porque seguir a Jesús no es sólo un modo de pensar o un estilo de pensamiento, sino un modo de vida. Ser cristiano es una filosofía de vida, que incluye ir a misa y confesarse pero no se agota en eso, hay que arrimarse a un estilo de vida como el de Jesús, vivir en la pobreza y soledad evangélica, en la compasión. El “vengan y vean” implicaría esto. Vengan a ver como vivo y hagan ustedes lo mismo.

 

El desafío es este. No vamos a ser juzgados cuando lleguemos a la presencia de Dios por cuántas medallitas o escapularios tengamos colgados en nuestros cuellos, sino por el amor que hemos dado. Como decía San Juan de la Cruz, “en la tarde de la vida serás juzgado por el amor”.

Pero una cosa es amar y otra es invertir en afecto, como cuando uno da a cambio de algo. Eso no es cristiano sino absolutamente mundano. “La medida del amor es amar sin medida”, como decía San Agustín.

Si queremos ser seguidores de Jesús debemos animarnos a diario a vivir como El vivió.

Que la Virgen Santísima de Luján nos ayude.

Dejá un comentario