Inicio Bienestar ¿Cómo lograr una rutina de cuidado facial efectiva?

¿Cómo lograr una rutina de cuidado facial efectiva?

Por la doctora Danisa Elisabeth Rendon

La piel es el órgano más grande del cuerpo y, sobre ella, asientan múltiples patologías. Por eso es importante conocer qué tipo de piel tiene cada uno, ya que lo primero que hay que saber es que no existe una crema para todo tipo de piel, sino que hay una crema para cada tipo de piel.

¿Cómo saber qué tipo de piel tengo? No es tan sencillo, ya que algunas patologías pueden ser visibles y perceptibles por la persona y otras deben ser diagnosticadas por un especialista. Por eso, siempre es recomendable consultar con un profesional.

Es importante recordar que, para obtener una piel saludable, es clave que haya una combinación de diferentes variables que nosotros mismos debemos implementar en nuestra vida diaria, como por ejemplo el ejercicio físico, una rutina facial de acuerdo a nuestro biotipo cutáneo (o sea nuestro tipo de piel), la salud emocional (recordemos que la piel es el reflejo de cómo está nuestro interior), una atención profesional adecuada con nuestro especialista, el equilibrio hormonal y tener una dieta balanceada. Mejorar estos factores será la base fundamental para comenzar a mejorar nuestra piel.

Seguramente se estará preguntando ¿qué puede hacerse en casa para mejorar nuestro rostro?

Llenarse de productos no siempre es lo mejor. Lo ideal, antes de sobrecargar tu piel, es arrancar siempre de a poco e ir viendo cómo tu piel va respondiendo y lo va tolerando.

Rutinas faciales
Actualmente, entre las redes y consejos en internet y revistas, notarán que hay un exceso de información respecto al tema. Por eso me parece importante y fundamental aclarar algunas cosas.

1- La rutina debe armarse en base al estado actual de tu piel y no por la edad que tengas, la genética y el estilo de vida influyen de una manera diferente en cada persona.

2- Las rutinas no son fijas, es fundamental saber que la piel es única y se va modificando por múltiples factores como por ejemplo la hidratación, el ejercicio, la alimentación, el clima, el estrés y el ciclo hormonal, entre otros. Por eso es que pueden notar que lo que te funciona en un periodo determinado con una rutina puede que en otro momento no logre generar ningún efecto.

3- Llenarse de productos no siempre es lo mejor. Lo ideal, antes de sobrecargar tu piel, es arrancar siempre de a poco e ir viendo cómo tu piel va respondiendo y lo va tolerando.

4- Es muy importante armar una rutina que nos resulte práctica. Porque así podrás aplicarla de manera diaria y sin sentir un peso a la hora de tener que realizarla. Lo principal es comenzar con el cuidado básico de la piel. Total, para agregar productos siempre hay tiempo.

No hay que olvidar que la limpieza de la piel es fundamental en cualquier rutina. Lavarse sólo con agua no alcanza, ya que el agua no elimina los residuos propios de la piel, ni de día ni de noche. Es imprescindible siempre contar con un producto que arrastre las células muertas, como puede ser un limpiador facial adecuado para tu piel. ¿Qué productos usar? Puede usarse una leche de limpieza, una espuma o un gel. Jabón, no. El jabón es para la ropa. Además, aunque sea neutro, tienen un PH muy diferente al de la piel, por lo que muchas veces pueden ser abrasivos o generar sequedad.

Importante es incluir en la rutina facial al cuello y al escote, ya que ellos también forman parte de nuestro rostro.

Recuerden que es fundamental e importante remarcar que para hacer que una rutina sea realmente efectiva hay que ser constantes y tener paciencia, sólo así lograrán ver los resultados.

Pero más importante aún es siempre armar una rutina de limpieza diagnosticados, indicados y acompañados por un especialista.

Danisa Elisabeth Rendon
Médica dermatóloga
Dermatología clínica y estética
MN 138529-MP 550401
Calle 30 bis Nro 111
Teléfono 2324 673375
Instagram: https://www.instagram.com/dra.danisarendon/

Dejá un comentario