Inicio Semillas de vida Hablar con El IV: “Petición”

Hablar con El IV: “Petición”

En estos modos de oración que vamos viendo hemos repasado la Alabanza, la Acción de Gracias y nos corresponde hoy ver otro modo de orar, que es la Petición. Tal vez la más extendida entre nosotros.

La petición no es otra cosa más que pedir, pedirle al Señor y viendo aquello del Evangelio de busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá, pidan y se les dará. Cuando ustedes recen, recen de esta manera, dice Jesús y nos enseña el Padrenuestro, que si lo vemos, sacando las primeras expresiones, las primeras frases, el resto son todas peticiones: venga a nosotros tu reino… hágase tu voluntad… danos el pan de cada día… perdona nuestras ofensas… Todas peticiones.

Lo mismo acontece con el Ave María. La primera parte es una alabanza y la respuesta es una petición: Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores.

Es el modo más extendido de orar la petición, es pedir.

Es bueno acercarnos a la petición luego de haber hecho alabanza y luego de haber hecho acción de gracias, y siempre finalizar al modo de Jesús: Padre, si es posible aparta de mí este cáliz, pero que se haga tu voluntad y no la mía. Siempre pedir que se cumpla en nuestras vidas la voluntad de Dios.

Que tengamos un corazón que alaba, un corazón agradecido para así ser también un corazón que pide. Y cuando pidamos seamos amplios, no solamente lo hagamos por nosotros sino por todo el mundo.

Que la Virgen Santísima de Luján te bendiga.

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: