Inicio Semillas de vida Ser como niños para merecer el Reino de los Cielos

Ser como niños para merecer el Reino de los Cielos

Hoy, sábado 17 de agosto, recordamos el paso a la inmortalidad del padre de la Patria, don José de San Martín, gran devoto de Nuestra Señora del Carmen, de la Santísima Virgen, a quien preparando el Ejército de los Andes en la querida Mendoza, le entrega el bastón de mando, así como hiciese Manuel Belgrano en la querida Salta, donde le entrega en el Ejército del Norte a la Virgen de las Mercedes –patrona de la arquidiócesis Mercedes – Luján—el bastón de mando. Los padres de la Patria han  sido no solamente cristianos, sino sumamente marianos. Belgrano y San Martín tienen devoción especial por la virgen.

El Evangelio de hoy, de San Mateo, capítulo 19 versículos 13 al 15, que meditamos, hace referencia a esta sencillez de niños, ya que a Jesús cuando le traen unos niños para que los bendiga, los discípulos se molestan y dice no, dejen que los niños vengan a mí y los bendice, y termina diciendo porque de los que se hacen como ellos  es el Reino de los Cielos.

Cuando Jesús habla de hacernos como niños no habla de ponernos como muchas veces algunos se ponen, un tanto insistentes o aniñados, ni inmaduros, con actitudes propias de la edad de niño, sino nos habla de la confianza. El niño es confiado de su padre, y sabe que su padre ni su madre le van a hacer daño.

Estamos invitados a esto: a entender que todo lo que viene de Dios es para el bien de los que El ama y le aman. Estamos invitados a la vivencia de esta paternidad de Dios nuestro Padre, de Jesucristo el Señor, y Dios Espíritu Santo, quienes para nuestra vida disponen lo mejor si estamos dispuestos a amarlos y a hacer su santa voluntad.

Que la Santísima Virgen de Luján nos enseñe a cada uno de nosotros a hacernos como niños, para también merecer el Reino de los Cielos.

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: