Inicio Semillas de vida Los reproches de Jesús

Los reproches de Jesús

En el Evangelio de hoy, lunes 14, se nos invita a reflexionar a Lucas capítulo 11 versículos 29 al 32. A este texto lo vamos a reflexionar a lo largo de varios días de la semana, y comienza con esta suerte de reproches que hace Jesús a quienes lo oyen, diciendo que en la época de Jonás bastó el signo que les dio a ninivitas (N. de la R: de Nínive*) para que estos se convirtieran.

Recordemos la historia de Jonás que estuvo en el vientre de un cetáceo –se lo asimila a una ballena–  viviendo durante tres días y luego el animal lo escupe a la orilla del mar.

La predicación de Jonás hace que los ninivitas se conviertan y cambien su vida.

Dice Jesús: “Vendría hasta la reina del sur a escuchar al rey Salomón por su sabiduría, pero aquí hay alguien que  es mucho más grande que Jonás, y mucho más grande que Salomón. Aquí hay alguien que es más grande.

Muchas veces en nuestra vida ponemos nuestra confianza y nuestra fe en una serie de cosas que muchas veces si bien no son pecado no son de Dios. Y esperamos en situaciones, en personas, incluso en instituciones, soluciones que no nos la pueden dar. Direccionamos mal nuestra Fe. Un exceso de confianza y ahí vienen nuestras grandes decepciones, que son de todo tipo: cuando exigimos a nuestros dirigentes una grandeza que nunca tendrán, porque no están capacitados para ello; cuando pedimos a nuestros sacerdotes, obispos, actitudes que nunca van a tener, quizás porque no sepan o no quieran. Y nos desilusionamos, nos desinflamos en nuestra Fe. Y Jesús nos está diciendo miren que acá hay alguien mucho más grande.

Y actualizando el mensaje de Jesús nos diría Yo soy más grande que cualquier decepción que te pueda dar cualquier institución o ser humano. Yo soy más grande que Jonás.

Quiera la Virgen Santísima de Luján hacernos dar cuenta de que El realmente es el grande, que es lo más grande que todo lo que puede llegar a rodearnos. Que la Virgen Santísima de Luján nos acompañe.


* Nínive fue una importante ciudad asiria, dentro de la actual Mosul en Irak, descrita en el Libro de Jonás como «ciudad grande sobremanera, de tres días de recorrido».​ Se encuentra en la orilla oriental del Tigris, se extiende a lo largo de 50 kilómetros, con una anchura media de 20 kilómetros, extendiéndose desde el río hasta las colinas del este. Toda esta extensa área es en la actualidad una inmensa zona de ruinas. Situada en la confluencia de los ríos Tigris y Khosr, Nínive era un importante punto de paso de las rutas comerciales que cruzaban el Tigris. Ocupaba una posición central en las rutas entre el Mediterráneo y el Índico, uniendo así Oriente y Occidente, recibiendo influencias y riqueza de muchos lugares. Llegó a convertirse en una de las más grandes ciudades de la antigüedad

 

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: