Inicio Politica Crisis en Bolivia: últimos acontecimientos

Crisis en Bolivia: últimos acontecimientos

Luego de la renuncia del ex presidente Evo Morales, se ha creado en Bolivia un panorama de represión, violencia y luto. El representante de la Defensoría del Pueblo, Nelson Cox informó que ya son 7 las personas fallecidas y más de un centenar de heridos. No obstante, tales disturbios llevan más de dos semanas por lo que las entidades internacionales han expresado su preocupación.

Protestas y represión en Bolivia: opinión internacional

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos condenó a las fuerzas militares y policiales por su participación desproporcionada en los acontecimientos. Según el ente internacional, las armas de fuego deben excluirse de toda protesta social. Además, aseveró que ha habido un uso indiscriminado del gas lacrimógeno, atentando contra los ciudadanos.

¿No hay respeto por el derecho humano a una protesta pacífica? Eso mismo se pregunta espectadores internacionales que han quedado impresionados por la fuerte represión que en vez de calmar al pueblo recrudece la situación. Por lo tanto, se nota la necesidad urgente de una autoridad que garantice el cumplimiento de derechos como la vida y la integridad física.

A través de su cuenta oficial en Twitter, el CIDH publicó fotos y videos que mostraban la dureza con la que eran tratados los manifestantes por parte de las fuerzas militares. Mientras tanto, una entidad de defensa de derechos humanos (Humans Right Watch) expresó su apoyo para que el CIDH tomara parte de la situación a través de un monitoreo completo.

Además de accionar contra las autoridades del actual gobierno de Añez, también se han evidenciado persecuciones a algunos políticos adversarios. Periodistas han sido condenados a procesos judiciales. Entonces, ¿cuál es la solución a tanto caos? Por los momentos, la obligación de Añez es llamar a elecciones a la brevedad posible.

Últimos acontecimientos en Bolivia

Lo cierto es que no todas las protestas que se están suscitando en el país son por la renuncia del anterior presidente. Por ejemplo, en Sacaba los enfrentamientos comenzaron cuando se intentó disipar una protesta de cocaleros que llegaban desde Chapare. Vale mencionar que en esta selva fue donde Evo Morales comenzó su liderazgo sindical.

Los campesinos se movilizaron en contra del gobierno transitorio de Jeanine Añez, a quien correspondía la toma del puesto presidencial luego de la dimisión de Morales. Claro está, parece que tanto campesinos como grupos indígenas tienen poco conocimiento sobre lo que establece la constitución, pues solicitan el retorno del ex presidente.

Parece que no solo las autoridades policiales tienen en su poder objetos explosivos, pues algunos fueron encontrados en manos de los manifestantes. Esto desató la violencia luego de que grupos movilizados activaran una dinamita.

Otros sectores del país también se han visto afectados por las protestas. En La Paz, fuerzas militares y policiales se vieron en un enfrentamiento contra manifestantes Evistas. Con fogatas, barricadas y trincheras se multiplicó la violencia por toda la ciudad, sobre todo en la sede de los poderes constitucionales.

Por supuesto, los gases lacrimógenos tuvieron su participación en esta ocasión. A pesar de la represión, muchos de los manifestantes continuaron en las calles hasta muy entrada la noche. En consecuencia, se abrió paso a grupos pandilleros y delincuentes que aprovecharon la situación para hacer destrozos en la zona y saquear establecimientos.

Reacciones de los Bolivianos

El Ministro Jerjes Justiniano hizo un llamado a la pacificación y el diálogo con sectores movilizados. De esa forma se fomenta la unidad a pesar de la convulsión que hoy reina en el país.

Luego de que se identificaran grupos subversivos conformados tanto por bolivianos como extranjeros, se recibió información de un posible bloqueo de servicios básicos en las ciudades principales del país. Enseguida, la Defensoría del Pueblo exigió a la Fiscalía una investigación para identificar los responsables de las muertes en Sacaba.

Trabajadores públicos hoy trabajan para limpiar escombros y marcas de quemaduras causadas por las protestas. Además, se pueden ver vendedores ambulantes y tiendas que han decidido abrir sus puertas para retomar su rutina.

¿Qué sigue ahora para Bolivia? Indiscutiblemente un camino de cambios y nueva historia. El legado que dejó Morales será parte del país. Aun los que lucharon por su partida admiten que el ex presidente transformó el país. ¿Cómo será el futuro? Sin duda es algo que está por verse y estaremos alerta ante todo lo que suceda en Bolivia.

Dejá un comentario