Inicio Opinion 18 veces asesinada

18 veces asesinada

Por la Asamblea de Mujeres Mercedinas, Diversa y Feminista

Nuevamente nos duele hasta los huesos la pérdida de una hermana. En lo que va del año, tenemos una piba asesinada cada un día.

Dicen que pudo ser evitable, dicen que denunció hasta el cansancio y nadie la escuchó. Lamentablemente, lo que le pasó a Úrsula le podría haber pasado a cualquier piba de la provincia de Buenos Aires, incluso de nuestra ciudad.

Como Asamblea vivimos a través de una compañera ir un fin de semana a la Comisaría de la Mujer y escuchar las mismas palabras que le dijeron a Úrsula: «No te vamos a tomar la denuncia, vení mañana mejor». Anteriormente, le había pasado lo mismo a otra piba que se había venido de Gowland con su niño a denunciar un episodio de violencia. «No te vamos a tomar la denuncia».

Igual que a Úrsula, en la Comisaría de la Mujer de Mercedes nos dijeron que «los fiscales los fines de semana no TRABAJABAN, no te ATIENDEN el teléfono».

¿Qué increíble, no? Las fiscalías no trabajan los fines de semana.

Úrsula denunció 18 veces a su ex pareja policía, hizo «todo lo que tenía que hacer, agotando todas las instancias» ¡y nadie la escuchó! Creemos que ya es hora, que es hora de que la justicia deje de tener ese lugar de previlegio, que se purifique de esa matriz machista y clasista

Para que lo tengas presente por si lo necesitás ¡ojalá que no! en la Comisaría de la Mujer deben tomarte la denuncia, si no lo llegan a hacer, podés dirigirte a la fiscalía de turno, siempre hay una y podés hacer la denuncia allí.

Lo de Úrsula, se pudo haber evitado. Úrsula denunció 18 veces a su ex pareja policía, hizo «todo lo que tenía que hacer, agotando todas las instancias» ¡y nadie la escuchó! Creemos que ya es hora, que es hora de que la justicia deje de tener ese lugar de previlegio, que se purifique de esa matriz machista y clasista.

Exigimos que las instituciones comiencen a funcionar con el rol que le compete a cada una, que se cumpla y se machaque una y otra vez la Ley Micaela.

Exigimos que se comience a sancionar y apartar de sus cargos a los funcionanarios que no funcionan, que dejan que asesinen a una piba, a otra mujer, a otra travesti.

Exigimos que en Rojas caigan todos los responsables, los que tenían que haber actuado y no lo hicieron.

Exigimos la baja automática de todos los policías que sean denunciados por violencia de género.

Hoy, más que nunca, el Estado es responsable, basta de femicidios.

Nuestro repudio a la defensa de Berni sobre la represión que la familia y amigues de Úrsula sufrieron mientras clamaban por justicia.

Les duele más un móvil policial. A nosotres, la muerte nuestra, de cada día.

Dejá un comentario