Inicio Emprendimientos ¿Se convertirá Amazon en la tienda online más importante del mundo o...

¿Se convertirá Amazon en la tienda online más importante del mundo o tendrá competencia?

Comprar por internet a día de hoy se ha convertido en casi lo mismo que comprar por Amazon. Todo el mundo conoce esta plataforma, esta web o app que nos da acceso a un catálogo prácticamente infinito. Que facilita precios enormemente competitivos y que, además, se caracteriza por un genial servicio postventa.

Una premisa que ha ganado muchísimo fuerza en los últimos tiempos debido al auge de las plataformas smart y del propio internet. Una premisa que ha hecho que se generen nuevas oportunidades de negocios en el ámbito digital. De hecho, en este sentido existen ejemplos como la web de comprarlasmejores.com, que se beneficia del modelo de negocio de Amazon.

 

Pero, dejando a un lado todo lo que ha nacido a raíz de su asentamiento, resulta interesante valorar y comprobar cómo ha evolucionado la propuesta de Jeff Bezos, capitán de este barco que ha cambiado la forma de comprar en todo el mundo. Resulta más interesante todavía ver si hay alguna empresa que pueda hacerle la competencia en su terreno.

Recientemente, un estudio de Forbes demostraba cómo Amazon había crecido brutalmente durante el boom pandémico, y cómo todo esto ha hecho que se asiente todavía más como la gran reina del e-commerce. ¿Significa eso que no pueda haber otras plataformas de compra y venta por internet que puedan competir con ella? No.

La trayectoria de Amazon

Amazon, en realidad, es una empresa que nació en 1994 en Washington, Estados Unidos. La compañía nació con el fin de ser una plataforma de ventas de libros, consiguiendo realizar su primera venta a través de internet en 1995. Fue en octubre de ese mismo año cuando decidió dar más pasos y empezar a mostrarse al mundo.

A partir de ese momento, la compañía evolucionó poco a poco y en dirección a convertirse en una gran tienda online. El cambio de nombre, de la anterior Relentless a Amazon se hizo con ese sentido, ya que el Amazonas es el río más grande del mundo y Jeff Bezos, jefe de la empresa, quería que fuera la tienda online más grande del mundo.

Estudiando los productos con más potencial de venta en internet, Bezos decidió empezar con esa venta de libros antes mencionada. El amplísimo catálogo disponible, sumado a sus bajos precios, consiguió que las ventas de estos crecieran en muy poco tiempo y la compañía aumentara su facturación.

Pasó unos comienzos complicados, ya que no tenía previsión de generar ingresos de verdad en un plazo de entre 4 y 5 años. Algo que puso en su contra a los inversores, pero que en 2001 le permitió generar 5 millones de dólares de beneficios durante el último trimestre del año.

Con alguna demanda de por medio, por supuesta publicidad engañosa. El volumen de negocio empezó a aumentar continuamente, demostrando además que la fórmula de Bezos podía funcionar y generar ingresos.

En 2010 se daría forma al logotipo que todos conocemos, con el nombre de Amazon y la flecha que va desde la A a la Z del logo para indicar que abarcan toda clase de productos.

A partir de ese punto, diversificó su oferta ampliando catálogo y también países de acción. De hecho, en 2018 abriría su primera tienda física para el público en Seattle. Establecimiento sin líneas de pago en el que, a través de sensores carga automáticamente los gastos del comprador en su cuenta online.

A día de hoy, es el principal e-commerce que hay en todo el mundo. Su facturación se disparó durante el pasado 2020, convirtiendo a Bezos en una de las personas más ricas del mundo, aunque recientemente anunciara su retirada como mandamás de la compañía.

Las propuestas que quieren plantarle cara

En la actualidad, no hay empresa capaz de manejar el mismo volumen de negocio que Amazon en el ámbito de las tiendas online. Por supuesto, tiene en su mismo sector empresas que crecen a buen ritmo y que tienen como meta sustituirla a largo plazo.

Es difícil determinar si lo conseguirán, pero su nivel de adopción es creciente y, tanto por catálogo como por precios, están empezando a conseguir un mayor número de clientes poco a poco. Vamos a ver cuáles son las principales plataformas que compiten con Amazon.

Alibaba

Si miramos al mercado minorista de China, Alibaba es la mayor tienda online que se puede encontrar. Muchos la consideran como la gran Amazon de China, pero ese sería un error de base, ya que su fórmula de venta no es igual que la de Amazon.

Su estructura parte de mercados online en los que marcas y comerciantes pueden vender sus productos directamente. Aunque en términos generales ofrece una premisa similar a la de la empresa de Bezos, amplía sus miras un poco más al ofrecer también otras soluciones.

Mirando ya al Alibaba Group, ofrece otras actividades como servicios financieros online o la compraventa a nivel de mayoristas. Versatiliza y flexibiliza para crecer y conseguir acercarse al gigante del e-commerce, de hecho, su tienda digital para consumidores maneja niveles de facturación que no dejan de crecer.

MercadoLibre

Otra de las marcas que mira de tú a tú a Amazon, o al menos tiene esa pretensión. MercadoLibre es una plataforma de comercio minorista por internet que tiene sede en Argentina y una relevancia absoluta en el mercado latinoamericano.

Cualquier usuario puede acceder a su web para comprar productos nuevos o de segunda mano. Un aspecto interesante de MercadoLibre es que, junto con este servicio que compone el grueso de su negocio, ofrece propuestas publicitarias, servicios de envío y otros aspectos que lo complementan.

Trabaja en un total de 18 países de América del Sur y, actualmente, cotiza en el mercado Nasdaq junto con el resto de competencia de primera línea de Amazon. Durante el último año, su valor ha crecido considerablemente, demostrando el potencial que tiene y su enorme margen de crecimiento.

Dejá un comentario