Inicio Sociedad Malvinas: “Hay que hacer un mea culpa desde el lado civil y...

Malvinas: “Hay que hacer un mea culpa desde el lado civil y desde el lado militar”

Silvia Barrera, una de las seis mujeres que estuvo en la Guerra, dio una charla en Mercedes. Llegó invitada por la ONG “Mujeres del Noroeste por la Justicia Social”.

Poltronieri, Barrera y Retamozo, por la memoria de Malvinas

Silvia Barrera estuvo dando una Charla en Mercedes invitada por la ONG “Mujeres del Noroeste por la Justicia Social”. Es una de las 6 mujeres que fueron parte de la Guerra de Malvinas y dio su testimonio y mensaje en la sede Mercedes de la Escuela de Gendarmería Nacional.

“Somos 6 instrumentadoras de ejército y estuvimos en Malvinas durante la guerra desde el 8 al 20 de junio. Somos instrumentadoras quirúrgicas, y por estar trabajando en el Hospital Militar Central nos ofrecimos como voluntarias”, explicó y destacó que fue “la mejor experiencia” de su vida. “En la parte humana porque te cambia, y en la parte de mi profesión porque es la que me dio muchas herramientas que otra gente no tiene por no haber tenido esta vivencia”, indicó la mujer.

En el año 1982 no había mujeres en la Fuerzas Armadas así que fueron las pioneras. “Todo era nuevo, cada día, cada momento, desde viajar en el buque Almirante Irizar preparado como buque hospital a llegar a Malvinas en medio de un bombardeo. Ver heridos es algo diario para nosotros, pero en este caso en otro contexto fue algo muy importante lo vivido. Teníamos moderno instrumental y materiales. Por ejemplo estábamos ya con material descartable, y el hospital de Puerto Argentino tenía camisolines de tela a los que había que re esterilizar”, detalló la mujer quien decidió el 2 de abril ir a ese escenario de batalla.

La idea de las charlas es mantener la memoria de Malvinas presente, hacer visible lo que hicieron las mujeres en la Guerra, visibilizar a la mujer en las FFAA y aumentar la currícula en enfermería e instrumentación. “Esta charla abre abanicos a distintas cosas, y la hacemos también en colegios y hospitales”, explicó y reconoció que la historia de las mujeres de Malvinas es poco conocida. “La poca visibilidad de la mujer forma parte de la charla, ningún periodista se preguntó si había mujeres en Malvinas”, dijo y opinó, por otra parte, que como agente civil siempre sufrió en su trabajo luego de Malvinas la falta de elementos y de respeto con las Fuerzas Armadas: “Cuando salíamos del hospital incluso nos escupía la gente en la calle. Esa problemática fue en el pos Malvinas pero ha mejorado y hay que hacer un mea culpa desde el lado civil y desde el lado militar”, sostuvo y remarcó que “se respeta a los veteranos de guerra y no a las Fuerzas Armadas”.

“Las Fuerzas Armadas actuales han cambiado totalmente, no queda nadie de la época de la dictadura. Son fuerzas democráticas que quieren trabajar y formar parte de la sociedad”, opinó.

“Agacharon la cabeza y trabajaron”
Por su parte, Mirta Retamozo, quien es ex enfermera del Hospital Militar central, se encontró un día en una charla con quien fuera compañera de trabajo sin saberlo en la misma institución. “Yo trabajo mucho el género y ví en ella todo lo vivido. E hicieron violencia de genero con ella arriba del barco, porque cuando subieron las seis mujeres vestidas con la ropa militar los marinos decían que mujeres y curas no querían en el barco y las miraban con cara de asombro, como diciendo qué iban a hacer, pero iban a salvar vidas. Las discriminaban y eso era un tipo de violencia ya que no las querían, dado que en esa contienda machista estas seis mujeres valientes iban realmente a salvar vidas. El trabajo que hicieron fue de enfermería, de operar con sus compañeros médicos, contener a los pacientes que estaban en la guerra y hasta a sus propios pares”, destacó Retamozo, de la ONG “Mujeres del Noroeste por la Justicia Social”.

“Fueron víctimas de violencia de sus propios compañeros. Pero hicieron su trabajo, agacharon la cabeza como en esa época hacía el género, trabajaron codo a codo y es valorable esta experiencia”, agregó.

Además Retamozo informó que Silvia Barrera fue invitada a esta charla por los 42 años de la Escuela de Gendarmería, pero ahora propiciarán otra charla abierta desde el Concejo. “Se lo propuse al intendente y lo declaró de interés municipal. Ella es la primera vez que viene a Mercedes y se lleva el decreto correspondiente, unos salames y el gran amor de las personas que estuvieron en la charla”, destacó Retamozo y le agradeció a Ismael Poltronieri que estuvo con ellas acompañando y haciendo soporte.

“Estamos hermanados por la circunstancia de la vida. Hoy estamos con ella una vez más, es nuestra hermana”, dijo Poltronieri, ex combatiente condecorado con el máximo reconocimiento como héroe de guerra, e indicó que esperan que “algún día se arregle todo sin guerras, demasiado con la que tuvimos, hablando se deberían solucionar los problemas” entre Inglaterra y Argentina por la soberanía de las Islas.

Dejá un comentario